Representación indígena quedaría en manos de partidos mayoritarios

por ONIC

- Fuente: Oficina Prensa Senado 

Abril 24, 2017

Así lo denunció el senador Luis Evelis Andrade, del Movimiento Alternativo Indígena y Social MAIS, durante la rueda de prensa de los partidos minoritarios, de oposición e independientes. Dicha 'alianza' pretende que el gobierno replantee el proyecto de reforma política.

Bogotá, D.C., Abril 24 de 2017 (Prensa Senado). La principal preocupación de los representantes indígenas frente al proyecto de reforma política que alista el Gobierno Nacional, gira en torno a la posibilidad de que cualquier movimiento social o partido político pueda presentar candidatos a nombre de las comunidades étnicas del país.

En la actualidad, las comunidades indígenas tienen asignadas tres curules en el Congreso de la República, dos en el Senado y otra en la Cámara de Representantes. Así quedó establecido en los artículos 171 y 176 de la Constitución Política Colombiana de 1991. La Carta dice que los representantes de las comunidades indígenas que aspiren a integrar el Senado de la República, deberán haber ejercido un cargo de autoridad tradicional en su respectiva comunidad o haber sido líder de una organización indígena, calidad que se acreditará mediante certificado de la respectiva organización, refrendado por el Ministro de Gobierno.

"Desde el punto de vista de los grupos étnicos tenemos que decir que no estamos de acuerdo con la propuesta del gobierno, que para las circunscripciones étnicas cualquier movimiento social pueda postular candidato, me parece que eso contradice la Constitución y el espíritu del constituyente del 91”, aseguró el senador del Movimiento Alternativo Indígena y Social, MAIS, Luis Evelis Andrade.

Dicho movimiento hace parte de la 'coalición' de 11 partidos minoritarios, de oposición e independientes que le exigen al Gobierno Nacional garantías para su existencia y participación en la propuesta de Reforma Política que se discutiría en el Congreso de la República. "Pedimos que se respete el derecho constitucional y que sean los movimientos y las organizaciones indígenas que hayan surgido de raíces propias de estas etnias, que puedan seguir postulándose como sus autoridades, o de lo contrario, nuestra representación va a quedar en manos de los partidos mayoritarios”, agregó el congresista Andrade.

En general, la petición de los 11 partidos minoritarios, de oposición e independientes, apoyan la incursión de los desmovilizados de las FARC en política, no obstante, piden garantías para que todos los movimientos políticos que han venido participando, cuenten con las mismas garantías en lo relacionado a la financiación y umbral electoral.

En lo relacionado a los movimientos indígenas y su ejercicio de representación política, el senador Luis Evelis Andrade pidió la implementación del voto electrónico en las comunidades que ya cuenta con fibra óptica y, la instalación de mesas de votación en aquellos sitios que lo requieran.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, en Colombia existen cerca de 600.000 indígenas a los que el Estado considera patrimonio nacional invaluable como riqueza cultural y social. Se encuentran organizados en 81 grupos, hablan 75 lenguas diferentes y habitan el 25% del territorio nacional. (cifras de 1994).