ODEBRECHT y el relámpago del Catatumbo

por ONIC

Cuando Dios creó la tierra, plantó su voz con “relámpagos” y truenos para que durante 260 noches al año, con una duración de hasta 10 horas por noche y en ciertos momentos hasta 60 descargas por minuto, iluminara la cuenca binacional del Catatumbo; fenómeno celestial y natural único en el planeta que ha demostrado científicamente su aporte en un 10% a la protección de la capa de ozono, por su alta incidencia en su regeneración.

Como si fuera poco, nuestro Creador nos otorga otro regalo divino, nos siembra como cabeza binacional del Catatumbo, el ecosistema del páramo de Jurisdicciones en el Municipio de Ábrego departamento de Norte de Santander, principal fábrica de agua que da originen a los ríos Frío, Oroque, Algodonal y que aguas más abajo conforman el río Catatumbo que desemboca en el Golfo de Maraciabo. Y menciono que es un regalo divino porque en el mundo hay tan solo cinco países (Colombia, Venezuela, Panamá, Perú y Costa Ricas), que cuentan con este privilegio eco sistémico. Colombia alberga más del 60% de los páramos en el mundo y el 70% de la población de esta Nación depende del agua de los páramos.

Así como la cuenca binacional tiene un cabeza, que es el páramo de Jurisdicciones, un corazón que es Ocaña, sus rodillas en Tibú y unas patas que descansan en el Golfo de Maracaibo, también tiene un brazo, que está ubicado en el corregimiento del Platanal municipio de Aguachica, donde la banda criminal transnacional de ODEBRECHT, junto con el Gobierno Nacional y parlamentarios de Sahagún en Córdoba y algunos de Norte de Santander están “extorsionando” a los habitantes del Catatumbo y el Sur del Cesar con el cobro del peaje el Platanal.

La historia nace en 1923 cuando el congreso capitalino, después de tantas exigencias de la región del Catatumbo Caribeño y Andino, ordenó construir la mega obra del momento; un cable aéreo entre el Río Magdalena en Gamarra y Cúcuta. Los relatos de los historiadores mencionan que por solo problemas presupuestales y políticos, seis años más tardes es decir el día 7 de agosto de 1929 nos entrega sin corrupción y sin peaje el cable aéreo Gamarra - Ocaña.

Han notado que en dos ocasiones mencioné nuestros orígenes caribeños? pues como no hacerlo, si casi todos los municipios de la región del Catatumbo hacíamos parte de la provincia de Santa Marta, somos influencia directa del río Magdalena, nuestra proteína es el bocachico, nuestra música es el vallenato, nuestra flor es la hoja de barbatusco, nuestras frutas es la piña y la cocota, nuestra hortaliza es la cebolla y nuestro pasado, presente y futuro son el río Catatumbo, el río Magdalena y el mar Caribe; por eso es nuestra lucha, volver a estar más cerca de los puertos de agua dulce y salada y tener la posibilidad de sacar nuestros productos como la cebolla, el cacao, el aguacate, la piña y el café y olvidarnos definitivamente de la hoja de coca con fines ilícitos, pues aquel cable aéreo que trasportaba a mis abuelos y a sus mercancías dejó de funcionar en 1947 y años más tarde, el tren que nos comunicaba de Gamarra al interior y a Santa Marta, hoy, kilómetros más al norte, transporta carbón para el calentamiento global.

Después del Catatumbo tener cable aéreo, contar con un poderoso puerto fluvial y terminal férreo en Gamarra, estar conectado con los puerto de Santa Marta, Barranquilla y el Golfo de Maracaibo, quedamos a merced de los politiqueros corruptos que le han hecho más daño a la región que Mancuso, SAO, alias Camilo, Junacho Prada, el ELN, el EPL y las FARC juntos, ¿o cómo explicarse que en el pliego de peticiones del paro nororiental del año 1987 cuyo epicentro fue Ocaña, se negociara con el Gobierno departamental y Nacional la vía Ocaña – Gamarra? y hoy, 30 años después cuando el gobierno empieza a cumplir nuestros sueños y deseos de antaño, la prensa del mundo menciona como escándalo mundial que salpica a poderosos gobiernos de derecha, de centro y de izquierda, el caso colombiano de la vía Ocaña-Gamarra.

Todos hemos escuchado, una y otra vez, como la multinacional de sobornos y coimas denominada ODEBRECHT, corrompió a funcionarios del Estado colombiano para que sin proceso de licitación le adicionaran al proyecto Ruta del Sol sector 2, mediante contrato de concesión, la vía Ocaña-Gamarra. En este orden de ideas el pasado 18 de agosto del año 2017, interpuse un derecho de petición de fondo al señor Presidente de Colombia y al señor presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) para poder intentar asomarme a lo que puede ser el quiebre maquiavélico de la corrupción de esta obra paralizada que tanto deseamos que se haga de manera completa, rápida y bien hecha para el beneficio de la Región del Catatumbo y del Sur del Cesar.

La ANI responde que la obra no es Ocaña-Gamarra, es solo el trayecto “Transversal Río de Oro – Aguas Claras – Gamarra la cual atraviesa el departamento del Cesar y está conformada por el único tramo que se encuentra subdividido en 3 subtramos a saber:

- Subtramo 1: (Puerto Acapulco – Aguas Claras)
- Subtramo 2: (Aguas Claras – PR 20)
- Subtramo 3: (Pr 20 – Rio de Oro, PR 43)”

En tal sentido no es cierto que la adición del mencionado contrato contemplara obras en el municipio de Ocaña, pero ¿por qué todo el mundo habla Ocaña – Gamarra?; porque el documento CONPES 3817 de octubre 2 de 2014, que aprueba los recursos para este tramo, lo hace desde Ocaña a Gamarra; ¿entonces qué pasó con el tramo Ocaña-Rio de Oro? ¿O sencillamente lo eliminaron para poder pagar los sobornos a algunos congresistas de Norte de Santander y Córdoba?

La ANI me responde que no hay un solo metro de doble calzada del Trayecto Río de Oro – Aguas Claras – Gamarra, ¿entonces qué pasó con los estudios iniciales que contemplaban que la vía Ocaña-Gamarra llevara un buen trayecto de doble calzada, grandes puentes y viaductos para así convertirse en una auténtica obra de gran ingeniería?, ¿o sería simplemente que ODEBRECHT solicitó quitar esas actividades para poder cuadrar la caja con los sobornos?

La ANI responde el mencionado derecho de petición que por la adición del contrato del sector 2 de la Ruta del Sol, trayecto Río de Oro – Aguas Claras – Gamarra, se pagó un valor de “$ 676.806.954.098” pesos; de los cuales en el mes de agosto de 2016 se canceló a ODEBRECHT la suma de “$ 142.257.511.251”, en pesos corrientes, correspondiente a un avance logrado en obras de 20%.”

El documento CONPES 3817 menciona que el “mejoramiento apoyo estatal proyecto de concesión Ruta del Sol, sector 2, es por un valor de $ 311.394 millones de pesos,” pero ¿por qué subió al momento de adicionar al contrato con ODEBRECHT por valor de $ 676.806.954.098? porque las coimas en la comisiones de presupuesto de transportes y comunicaciones del Congreso de Colombia se cotizaron y se valorizaron al mismo nivel que las acciones de las bolsas de Nueva York y de París.

En cuanto al del 20% logrado en la obra, según las matemáticas el valor del avance $ 676.806.954.098, es de $ 135.761.390.819 ¿por qué aumentó $ 6.496.120.432? pues no nos preocupemos, había un hecho extraordinario o inesperado en los cálculos o conjuros entre obras, politiquería y corrupción, ante la proximidad de las elecciones parlamentarias del 11 de marzo del 2018, había que hacer ese pequeño esfuerzo para adelantar las coimas pactadas y de esta forma evitar rastreos financieros en épocas electorales.

La ANI responde el mencionado derecho de petición, diciendo que el “atracadero” o peaje del Platanal que está ubicado en el brazo del Catatumbo, se viene cobrando desde el pasado 15 de abril de 2015, pese a que la obra inició el 10 de noviembre de 2015 y que hasta el 30 de junio del año 2017 nos habían “extorsionado” con la suma de “$ 16.423.514.941 pesos mcte en peajes”, y que seguirá cobrando o “vacunando” así la obra haya sido suspendida el pasado mes de febrero de 2017.

Este último tema sí que molesta. No se interviene el tramo Ocaña-Rio de Oro, no hay dobles calzadas ni grandes obras de infraestructura, aumentan el presupuesto en más de un 100% de lo previsto, suspende las obras y nos siguen cobrando el peaje; bueno, comparemos este hecho con otro ilegal. El informe del mes de agosto de 2017 de las FARC-, donde mencionan que habían construido 3.753 kilómetros de infraestructura vial avaluados con tan solo $ 196.622 millones de pesos y sin peaje para los habitantes, sin duda alguna es mejor que la vía Ocaña – Gamarra; la hubiese hecho las FARC, pero pueda ser que el próximo Ministro de Transporte o presidente de ANI sea uno de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común- Farc-; lo del común, suena a más de lo mismo, ya empezaron las peleas internas y viscerales de este nuevo grupo político. Lo que no logró el Plan Colombia, Estados Unidos y Uribe en quitar del medio a Timoleón, en dos meses sus propios colegas y en la legalidad, quieren hacerlo eliminándolo de la vida política.

Sigamos con la extorción y atraco que el Gobierno nos viene haciendo en el peaje del platanal o del “Bronx”, con el que comparó al Catatumbo el presidente Santos en mayo del 2016, con ese sector de Bogotá donde solo había droga y delito; es verdaderamente indignante que parte de los sobornos los paguemos nosotros, los que tenemos que pasar con nuestros enfermos a Bucaramanga, los campesinos que con dificultad sacan los pocos productos que les quedan con destino a Santa Marta y a Barranquilla, y que el próximo 11 de marzo de 2018, los mismos congresistas que habrían recibido las coimas por este peaje,

aborden a los humildes electores para comprar los votos con su propia plata que pagan a diario en los peajes.

Es necesario la intervención de la Procuraduría y Fiscalía General de la Nación y a La Misión de Observación Electoral – MOE, para que ejerzan una súper vigilancia electoral de inmediato en la Región del Catatumbo y el Sur del Cesar.

En el mes de agosto del 2017, en pleno peaje, grabé un video, y fue difundido por las redes sociales, donde denunciaba esta irregularidad, y un mes después, el viernes 15 de septiembre denuncie por las emisoras de Ocaña que el mencionado peaje había recaudado la suma de $16.423.514.941 pesos mcte, que las obras están paradas desde el mes de febrero y el mal estado de la vía; las reacciones no se hicieron esperar, fui amenazado con el propósito de dejar a un lado las denuncias sobre estos hechos de corrupción.

Por ultimo quiero llamar los ciudadanos y ciudadanas del relámpago del Catatumbo, a unirnos para que por la vía de la verdad, la legalidad, el Estado social de Derechos y la legítima protesta Trasformemos y Conciliemos el Catatumbo.

Salud.

Edwar Álvarez Vacca
El relámpago del Catatumbo
Experto en temas territoriales, humanitarios, ambientales y étnicos.