Así fue nuestra misión humanitaria y de prensa en Tumaco

por ONIC

 Publicado el Miércoles, 11 Octubre 2017 - Escrito por Unipa, Onic, Minga

Para ver la publicación original ver aquí:
http://www.asociacionminga.org/index.php/minga-y-la-region/narino/1091-tumaco-informe-mision-humanitaria-y-acompanamiento-a-indigenas-awa

La organización Unidad Indígena del Pueblo Awá UNIPA que reúne a 32 resguardos en el departamento de Nariño, debido a la militarización de sus territorios ancestrales y reconocidos por el Estado la cual aumento desde el mes de octubre del presente año con el objetivo de garantizar la erradicación forzada de los cultivos de hoja de coca, organizó junto a las autoridades del resguardo PIEDRA SELLADA una visita a su territorio, con el objetivo de constatar la información que habían recibido en este sentido.

Conocedores de esta misión y ante la masacre ocurrida el 05 de octubre de 2017 por parte de la fuerza pública, la Organización Nacional Indígena de Colombia ONIC y la ONG de derechos humanos Asociación MINGA se hicieron participes extendiendo invitación a instituciones y medios de comunicación.

Es así que el día 10 de octubre de 2017 con la participación de UNIPA, ONIC, MINGA, Oficina de DDHH de Vicepresidencia de la República y Ministerio del Interior, Gobernación de Nariño y reconocidos medios nacionales e internacionales de comunicación como NEW YORK TIMES, TELESUR, SEMANA.COM, ELESPECTADOR y CONTAGIO RADIO nos dirigimos desde la ciudad de Tumaco hasta el resguardo PIEDRA SELLADA, ubicado en zona selvática del corregimiento Llorente, desplazándonos por el Río Mira arriba, hasta llegar a la vereda La Mina a la margen izquierda del mismo río donde fuimos recibidos por la guardia indígena Awá quienes nos acompañaron por la parte final del recorrido que adelantamos  por tierra en camioneta por unos 25 minutos hasta llegar al caserío LA HONDITA, del mencionado resguardo.

Al llegar al lugar nos esperaban unas 20 personas que en pocos minutos completó unos 50 de los 350 Awá que viven en el resguardo, distribuidos en el caserío La Hondita donde estábamos y el caserío Piedra Sellada 2 horas más adentro del resguardo. 

De lo informado por las autoridades indígenas del resguardo y demás personas logramos conocer:

AFECTACIONES LOS DERECHOS A LA EDUCACIÓN Y SALUD:

En el resguardo existen dos instituciones educativas para los niños Awá, que cuentan con 1 solo docente para cada una vinculados por contrato y no nombramiento, lo que genera que la mayor parte del primer semestre de cada año los niños y niñas Awá no tengan acceso al derecho fundamental a la educación. En este sentido los padres de los menores y las autoridades indígenas solicitaban a la alcaldía de Tumaco nombrar docentes en propiedad que permita garantizar la prestación del servicio a los niños durante todo el año.

Existe en el resguardo un Puesto de Salud, pero sin la atención de una enfermera lo que impide la atención médica occidental del pueblo Awá del resguardo. Ante eventualidades y urgencias que presenten integrantes del resguardo, deben recurrir a transportarlos por 25 minutos en carro y hora y media por el Río Mira, para luego por 40 minutos en carro poder llegar a Tumaco o 20 minutos para llegar a Llorente. Ante esta situación y depende de la afectación de salud que presenten, optan por llevarlos por el Río Mira hasta el Río Mataje que representan la frontera con la república de Ecuador, por donde llegan en menos tiempo a recibir atención médica en el país vecino.

Durante todo el recorrido por el Río Mira y por tierra de la vereda La Mina hasta el resguardo es evidente la presencia de cultivos de hoja de coca utilizados por campesinos, pero también indígenas dentro de la jurisdicción del resguardo Piedra Sellada. Las autoridades indígenas informan que estos cultivos llegaron a la región aproximadamente en el año de 1998 cuando la erradicación logró acabarlos en el municipio del Putumayo. Hacia el año 2002 informan que la comunidad indígena sufrió una fuerte afectación en contaminación de río de donde pescan y ojos de agua de donde beben, por la fumigación indiscriminada de glifosato que afectó también los cultivos de “pan coger” como yuca y plátano claves para la alimentación de la familia Awá.

Los habitantes del resguardo reportan el año 2013 como el cual hubo mayor afectación en la población civil por combates entre la fuerza pública y las FARC – EP. Situación que empezó a mejorar con el Cese al Fuego y Hostilidades Bilateral y Definitivo del Acuerdo entre estado colombiano y las FARC – EP. Sin embargo, inicia una nueva oleada de afectaciones debido a la militarización no solamente de este resguardo, sino también del resguardo CHINGUIRITO ubicado cerca a este y al lugar donde ocurrió la masacre el 05 de octubre. Además, existen actores armados ilegales de las llamadas “disidencias de las FARC” con quienes han tenido en ejercicio de control territorial de sus resguardos, diferencias. 

SOBRE CONFINAMIENTOS Y LIMITACIONES AL DERECHO A LA MOVILIDAD:

Según informan y logramos constatar en nuestro recorrido por el Río Mira, en la región existen limitaciones para desplazarse después de las 05:00 pm hasta las 06:00 am impuesto por actores armados ilegales.

En el territorio indígena que se desarrolló la misión y según nos informan en otros, se presentan minas antipersona MAP y Munición Sin Explotar (MSE) que pone en riesgo la vida de los Awá en sus tradicionales métodos de casería para la subsistencia para la cual tienen que ir “selva adentro” y no por senderos hechos por el hombre.

Ante la presencia de la fuerza pública (Policía Antinarcóticos, Militares y ESMAD) en jurisdicción de su territorio más exactamente a orillas del río “La Hondita” y ante la exigencia de estos, no han podido desplazarse en cercanías a las 5 ha. que han invadido, ante la posibilidad de ser atacados.

SOBRE LA MASACRE DEL 05 DE OCTUBRE: ANTECEDENTES

Lo conocido en los medios de comunicación sobre la Masacre de Tumaco son los luctuosos hechos del 05 de octubre, sin que haya aún esclarecimiento sobre la totalidad de heridos, muertos o desaparecidos. Sin embargo, lo que nos informan las autoridades indígenas del resguardo PIEDRA SELLADA es que efectivamente, el grupo de policías presuntamente responsables de masacre ubicaron su base en una extensión de 5 ha. al interior del resguardo por lo menos desde el 01 de octubre de 2017 cuando la guardia indígena en ejercicio de control territorial logró establecer su presencia.

En ejercicio de gobierno propio y control territorial el martes 03 de octubre de 2017 aproximadamente a las 10:30 am, 65 guardias indígenas acudieron al lugar donde construyó su base la fuerza pública y ante la solicitud de hablar con los oficiales al mando de policías y militares, fueron agredidos con gases lacrimógenos, bombas de aturdimiento y balas de fusil. De esta confrontación que se extendió por 1 hora aproximadamente, resultaros dos heridos leves que fueron atendidos por médicos tradicionales Awá sin mayores consecuencias.

Ante lo sucedido al día siguiente miércoles 04 de octubre de 2017, a las 09:00 am aproximadamente autoridades indígenas del resguardo, integrantes de su cabildo, se dirigieron nuevamente al lugar ubicado a orillas del Río “La Hondita” nuevamente insistiendo en dialogar con los oficiales al mando de militares y policías que allí habían hecho su base. En esta ocasión se entrevistaron con un oficial que no se identificó, quien ante solicitud de retirar sus hombres del lugar respondió de manera negativa argumentando que ese punto no estaba dentro de la jurisdicción del resguardo. Los cabildantes argumentaron con mapa emitido por INCORA en mano la falsedad de lo planteado, sin hacerlo entrar en razón.

El jueves 05 de octubre de 2017 un grupo de guardia indígena del resguardo se dirigió en horas de la mañana nuevamente al lugar a exigir el retiro de la fuerza pública de su territorio, encontrándose con que ya había un grupo de campesinos que llegaban a los 1000 realizando cerco humanitario a los cultivos de hoja de coca. En pleno diálogo entre indígenas y campesinos, se desarrollaron los luctuosos hechos conocidos por todos.

Las autoridades indígenas denuncian con preocupación cómo luego de la dejación de armas por parte de las FARC – EP las amenazas a líderes y lideresas indígenas en Nariño han aumentado, al igual que los riesgos para sus comunidades ante el reclutamiento forzado, la presencia de hombres armados sin identificación concreta (ya que dice la comunidad se han llegado a presentar con más de 5 nombres distintos) y las agresiones por parte de la fuerza pública.

En el momento de la redacción de este informe, tuvimos conocimiento del retiro de la fuerza pública del resguardo de PIEDRA SELLADA, pero también que esta misma situación de invasión del territorio indígena reconocido por el Estado colombiano al pueblo Awá por parte de militares y policías, se viene presentando en el resguardo vecino de CHINGUIRITO vecino al resguardo de PIEDRA SELLADA y al de ZABALETA UBICADO a 10 minutos del caserío del municipio de LLORENTE.

En próximos días la UNIPA realizará una misión humanitaria con similares objetivos a esta que logre establecer la afectación en dichos territorios por la presencia de la fuerza pública, razón por la cual se espera contar con el acompañamiento de organizaciones defensoras de DDHH, instituciones de estado civiles garantes de DDHH y medios de comunicación, que ayuden a visibilizar las difíciles situaciones de militarización que afectan al pueblo Awá en el departamento de Nariño. 

Ante los hechos violatorios a los DDHH y el DIH acá mencionados, las organizaciones sociales organizadoras de la Misión Humanitaria y acompañantes del pueblo Awá del resguardo PIEDRA SELLADA realiza las siguientes 

SOLICITUDES

La ONIC, UNIPA y La Asociación MINGA rechazamos los hechos descritos previamente cometidos contra los líderes indígenas, motivo por el cual nos permitimos solicitar: 

Al presidente de la república señor presidente JUAN MANUEL SANTOS: Ordene al EJÉRCITO NACIONAL  y LA POLICIA ANTINARCOTICOS en respeto al DIH y los derechos de gobierno propio de los pueblos indígenas, salga del territorio de la comunidad PIEDRA SELLADA y demás territorios ancestrales indígenas del pueblo Awá RECONOCIDOS por el Estado, permitiendo el normal tránsito de sus habitantes por éste y el pleno ejercicio de la autoridad indígena, en consonancia con la directiva 016 del 2006 del Ministerio de Defensa.

Instar al Ministerio del posconflicto en cabeza del señor RAFAEL PARDO RUEDA la concertación del cumplimiento a lo pactado en el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera en especial en el punto 4. Del PNIS, así mismo al señor EDUARDO DÍAZ URIBE responsable de la dirección para la Sustitución de Cultivos Ilícitos DAILCD, conforme a lo acordado en la MCAWA de septiembre y conforme al Plan de Salvaguarda del Auto 004 del 2009 y respeto del derecho a la consulta previa libre e informada. 

A la UNP, para que analice las respectivas medidas de seguridad colectiva en cuanto a los últimos hechos descritos y se estudie la necesidad de implementar medidas colectivas de protección a la guardia indígena del pueblo Awá, para salvaguardar la vida e integridad personal de los 32 resguardos indígenas afiliados a UNIPA,  y se implemente el Sistema de ¨Protección Propia, por riesgo latente de sufrir agresiones por parte de la Fuerza Pública, desertores de las FARC – EP, paramilitares y demás organizaciones delincuenciales en Nariño. 

A las Instituciones que conforman el SNARIV, para que concurran en el ámbito de sus competencias en observancia del Decreto Ley 4633 de 2011, inicien las acciones a las que haya lugar de manera urgente e integral a las comunidades y personas afectadas por los hechos descritos. 

Al Sistema de Alertas Tempranas (SAT) y la Defensoría del Pueblo se advierte la situación de riesgo ante amenazas, atentados contra la vida, persecuciones e intimidaciones en que se encuentran las comunidades de los resguardos CHINGUIRITO MIRA, PIEDRA SELLADA, SANGULPÍ, HOJÁL LA TURBIA, QUEJUAMBÍ FELICIANA, ALTO ALBÍ, PIGUANBÍ PALANGALA, SANTA ROSITA y GRAN SÁBALO colindantes y/o con el lugar donde ocurrió la masacre en Tumaco, con presencia de cultivos de hoja de coca, así mismo a los resguardos de jurisdicción de los municipios de Samaniego, Barbacoas y Ricaurte que presentan estos cultivos,  que según recientes anuncios del vicepresidente de la república OSCAR NARANJO, se continuará con la erradicación forzada, a pesar de que se encuentra en un proceso de concertación con el pueblo Awá para desarrollar la sustitución voluntaria. 

A la Defensoría del Pueblo, Procuraduría General de la Nación y personería Municipal, para que verifiquen los hechos descritos y genere desde sus competencias las garantías necesarias en materia de exigibilidad de derechos ante las entidades obligadas a actuar, para prevenir y proteger a quienes se encuentran afectados por estas graves denuncias. 

A la Fiscalía general de la nación, que de acuerdo con el resorte de sus funciones misionales inicie las investigaciones pertinentes, para dar con los responsables de estos hechos, logrando individualizar y condenar a los mismos, de igual forma informe a esta consejería sobre las acciones adelantadas en el marco de las investigaciones. 

Al Ministerio del interior, para que se convoque a las instituciones pertinentes dentro del cumplimiento del Auto 004 del 2009 y auto 174 del 2011 y se tomen las medidas necesarias para evitar el exterminio cultural, físico del pueblo indígena Awá en cumplimiento al Plan de salvaguarda del pueblo indígena Awá, así como las acciones pertinentes para exigir al Gobierno Colombiano se garantice la pervivencia física y cultural en medio de la implementación del Acuerdo de Paz. 

A la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos, para que verifiquen los hechos descritos y genere desde sus competencias las garantías necesarias en materia de exigibilidad de derechos ante las entidades obligadas actuar, para prevenir y proteger a quienes se encuentran afectados por estas graves denuncias. 

A las agencias internacionales y demás organizaciones de la sociedad civil solidarias con los Pueblos Indígenas, para que en el marco de sus funciones misionales exijan al Estado Colombiano realice las acciones necesarias para garantizar y proteger los derechos de las comunidades Indígena en mención.

Tumaco-Nariño. 11 de Octubre de 2017
CONSEJERÍA NACIONAL DE DERECHOS DE LOS PUEBLOS, DDHH, DIH Y PAZ
ORGANIZACIÓN NACIONAL INDÍGENA DE COLOMBIA ONIC
UNIDAD INDÍGENA DEL PUEBLO AWÁ UNIPA
ASOCIACIÓN MINGA