Continúa precariedad y vulnerabilidad de población desplazada forzadamente de Chalchihuitán

por ONIC

 Sábado 16 de diciembre 2017

En estos momentos se encuentra en la zona una brigada conformada por personal de salud de dos organizaciones no gubernamentales de Chiapas: SADEC y CAM Ixim Antsetic, quienes desde hace muchos años colaboran con el Programa Interdisciplinario “Desarrollo Humano” de la UAM. Este grupo está dando continuidad a la brigada médica de la misión de Bachajón y a la misión de observación de derechos humanos, por lo que a partir del 4 de diciembre a la fecha se ha tenido presencia en la región por parte de diversas organizaciones.

Una vez que la brigada arribó al sitio de conflicto confirman la precariedad y vulnerabilidad en la que se encuentra la población, afectando en mayor medida a niños, mujeres y personas de la tercera edad “el frío es tremendo y la gente duerme debajo de plásticos que no los protegen, la gente está muriendo de enfermedades que podrían evitarse”. Las dos situaciones que se complican son el clima y el estrés progresivo derivado de la incertidumbre y el hostigamiento que vive constantemente la población desplazada. En algunos casos de personas con enfermedades crónico degenerativas este estrés ha sido un detonante para que se compliquen enfermedades que en situaciones más

favorables pudieran no tener mayor importancia. Esta situación ha ido empeorando en las 2 últimas semanas, por lo que hasta el jueves 14 de diciembre han perdido la vida 10 personas: al menos 4 adultos mayores, 1 mujer adulta y 3 menores -2 eran mujeres- y 1 muerte fetal, sólo uno de estos casos fue a causa de violencia física, los 9 restantes ocurrieron durante el desplazamiento forzado como consecuencia de la situación de violencia estructural que está viviendo la población. La más reciente la de María Domínguez Gómez, de 57 años, quien padecía diabetes y falleció el 13 de diciembre, de neumonía.

Al respecto cabe enfatizar el pronunciamiento de Christian Skoog, representante de Unicef en México en el sentido de que es “absolutamente inaceptable que hoy en día, en México, mueran niños de hambre y de frío.”; así como de su llamado a que se cumpla con el deber de proteger a la infancia, “respetando el principio del interés superior de la niñez que está establecido en el artículo cuarto de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos.”

Asimismo, la Campaña Popular contra la Violencia a las mujeres y el feminicidio en Chiapas solicito una intervención a la SEGOB y CONAVIM desde el 12 de noviembre, apelando a que existe una alerta de género, por lo que se debe garantizar la seguridad y vida de las mujeres y niñas de Chalchihuitan y Chenalhó. Nunca hubo respuesta. En este sentido es importante señalar que la muerte de Adriana de Jesús, Maura y María, así como la muerte aun no nacido hijo de Catalina Sánchez Pérez, con todo el dolor y ausencias que esto trae para las familias y comunidades ocurre después de dicha solicitud de intervención. Por esto consideramos que estas muertes son feminicidios de Estado, ya que este ha incumplido con el deber de proteger la vida de estas mujeres a pesar de la declaratoria de alerta de violencia de género en el Estado.

También se ha observado que quienes están más vulnerables en este conflicto (infancia, mujeres y adultos mayores) ya que son quienes no tienen posibilidad de participación en las tomas de decisiones sobre en los conflictos territoriales, quedando en medio del conflicto, sin posibilidad de participación ni de decisión. Se ha podido corroborar que el problema de la exclusión que están viviendo
estos grupos afecta no sólo a la población de Chalchihuitán, sino también de Chenalhó y Pantelhó, donde varias mujeres han expresado el miedo con el que viven los últimos meses.

De acuerdo a informes de la brigada, en los campamentos este miedo es intenso, ya que “en la noche se oyen los balazos y hay información de que pueden entrar a la cabecera de Chalchihuitan los paramilitares, y hay amenazas de que en cualquier momento pueden ir a las comunidades, por lo que grupos desplazados durante el día en sus comunidades en lugares públicos como son las canchas deportivas, pero en la noche prefieren dormir refugiándose en la montaña”.

Por otro lado, queremos enfatizar que esta situación aumenta su riesgo por la negligencia y omisión de las autoridades responsables de emitir el fallo agrario, el cual se hizo público este 13 de diciembre, aun cuando este había sido dictaminado desde el 6 de noviembre, con estas actitudes se ve la falta de voluntad del Estado para resolver esta situación de riesgo, ya que todas las muertes por enfermedades se dieron después del 6 de noviembre.

En cuanto al fallo emitido a favor de Chenalhó puntualizamos que la población de Chalchihuitán no sólo estará perdiendo sus tierras, sino su historia y su relación con sus antepasados, ya que sus antepasados habitan estas tierras desde tiempos de la colonia, y fueron reconocidos en conformidad de linderos desde agosto de 1976 y que ahora se están dejando sin efectos jurídicos. De esta manera se está provocando un desarraigo cultural, rompiendo con lo que significa su historia y su futuro.

De acuerdo a los informes diversos informes que se han dado a conocer, sabemos de las condiciones extremadamente precarias en las que se encuentran alrededor de cinco mil personas desplazadas de sus comunidades del municipio de Chalchihuitán, cercanas al de Chenalhó, en Chiapas.

En una “situación de riesgo extraordinario”, según declaración de Édgar Corzo Sosa, quinto visitador general de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), (la población desplazada) permanece incomunicada desde hace semanas en medio de la montaña, en precarios campamentos y prácticamente sin ninguna atención.

De acuerdo con el quinto visitador, no hay un cumplimiento suficiente de las medidas cautelares, asistencia humanitaria en alimentación, salud y educación; mucho menos en que se den las condiciones para que puedan regresar a sus hogares en condiciones de seguridad para sus vidas.Por esas razones demandamos de las autoridades y funcionarios a quienes compete, en los distintos niveles de gobierno que, en el ámbito de sus respectivas atribuciones, resuelvan de manera integral, pronta y apegada a la ley esta situación grave.

Nos adherimos a la demanda de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas en el sentido de que es imprescindible la contención, desarme y procesamiento judicial del grupo armado que “prácticamente mantiene en estado de sitio al municipio de Chalchihuitán”.

Atentamente

Programa Interdisciplinario Desarrollo Humano en Chiapas. UAM
Xochimilco
Proyecto Urbano de Salud. UAM Xochimilco
Asociación Latinoamericana de Medicina Social Región-México
Salud y Desarrollo Comunitario –SADECCasa
de la Mujer Ixim AntsetiC –CAMMisión
de Bachajón
Centro de Derechos Humanos de la Mujer en Chiapas
Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas A.C
At’el Antsetik
CCESC-DDS Chiapas
Voces mesoamericanas
Maderas del Pueblo del Sureste
Colectiva Cereza
Equipo de Atención Psicosocial para Atención de Situaciones de
Violencia
Centro de Derechos Indígenas, –CEDIACCentro
de Apoyo Educativo para la Comunidad, -CAECCampaña
Popular contra la violencia hacia las mujeres y el
feminicidio en
Chiapas, Movimiento de Mujeres en Defensa de la Tierra y el
Territorio en Chiapas.
Comité Promotor de una Maternidad Segura y Voluntaria en
Chiapas
Radio Comunitaria Lak Lumal 91.9 FM Palenque.