Pueblo Kankuamo exige Verdad y Justicia en los cuatro años de la pérdida de las lideresas Mildred Montero e Indira Pacheco

por ONIC

- ONIC a través de la Consejería de Mujer, Familia y Generación se une al llamado del Pueblo Kankuamo.


Como todos los años realizamos un plantón en el lugar de los hechos, donde ni las estrellas en la carretera ha puesto el Estado Colombiano.

Resguardo Kankuamo – Sierra Nevada, Julio 10 de 2017.

Para el Pueblo Indígena Kankuamo, la mujer es la base y la garantía de la continuidad de la vida como pueblo; es la encargada de sembrar y cuidar las bases culturales en los primeros años de vida de cada Kankuamo, por tal motivo, del bienestar de ella depende nuestra permanencia en el tiempo como pueblo originario. Por ello, cuando es tocada una mujer o es agredida por un acto violento, se causa una desarmonización en el pueblo en general, afectando el equilibrio y la armonía familiar, territorial, cultural, tradicional y Gobierno Propio.

Un día como hoy (10 de julio), cuatro años atrás, dos mujeres lideresas Kankuamas: Mildred Montero e Indira Pacheco perdieron la vida de forma extraña, arrolladas por un vehículo a las afueras del Batallón de Ingenieros No. 10, ubicado a escasos cinco minutos de la ciudad de Valledupar. Mildred, era la Coordinadora General de la Comisión de Derechos Humanos y ex integrante del Consejo de Mujeres de la ONIC; esposa y madre de dos hijos, con un destacado liderazgo comunitario. Por su parte, Indira, oriunda de la comunidad de Los Haticos, esposa y madre de 2 hijos, actuaba como Coordinadora de la población Kankuama desplazada en Santa Marta. Ambas, ejercían un rol determinante en materia de exigibilidad de los Derechos de la población Kankuama.

Para la época nuestras dos lideresas, hacían parte del equipo propio que formulaba el Plan de Salvaguarda del Pueblo Kankuamo – Auto 004/09. Precisamente, el día de sus muertes se disponían a realizar una reunión de trabajo en las instalaciones de la 'Casa Indígena' para revisar los avances sobre el asunto. Causa desesperanza que la muerte de estas dos lideresas ocurriera en el marco del desarrollo de la formulación del plan, para la garantía de la pervivencia física y cultural de nuestra cultura, herramienta contra tantos años de olvido, de impunidad, y de injusticia para con el Pueblo Kankuamo en el marco del conflicto armado, y ahora hacia la implementación del acuerdo y su Capítulo étnico del Acuerdo de La Habana, entre Gobierno Nacional y FARC.

En razón a ello, días como este traen a la memoria los efectos de la guerra, que ha vivido la población Kankuama, toda vez, que observamos con preocupación cómo el tiempo transcurrido y aun no se conoce los móviles, los hechos, y el autor, de estos homicidios; este lamentable caso se suma a las ya múltiples violaciones a los derechos colectivos e individuales sufridas por el Pueblo Kankuamo y sus miembros, razones que motivaron la declaratoria de su situación de peligro de extinción -física o cultural- por parte de la Corte Constitucional en el Auto 004 de 2009. Siendo además en su momento, beneficiario de medidas internacionales de protección: Medidas Cautelares y Provisionales, dictadas por la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, respectivamente.

En atención a lo expuesto, hoy, cuatro años después de lo sucedido, las Autoridades indígenas del Pueblo Kankuamo y de la ONIC, a través de la Consejería de Mujer, Familia y Generación, afirmamos y exigimos lo siguiente:

1. Recordar y conmemorar el liderazgo, entrega y valentía de las grandes lideresas Kankuamas fallecidas Mildred Montero e Indira Pacheco, resaltando las afectaciones causadas por su muerte a nivel familiar, comunitario y en general a todo el pueblo Kankuamo, y del proceso de exigibilidad de los derechos de la mujeres como cultivadoras y cuidadoras de la Vida desde la complementariedad.

2. Exigir el cumplimiento al mandato No. 73 adoptado por la máxima instancia del Pueblo Kankuamo: el IV Congreso General, mediante el cual se estableció “Exigir a los órganos de justicia del Estado colombiano esclarecimiento y aplicación de justicia en el homicidio de las líderes MILDRED MONTERO e INDIRA TATIANA PACHECO”.

3. Denunciar, con profunda preocupación, la inefectividad de la respuesta del Estado Colombiano, especialmente de la Fiscalía General de la Nación y demás autoridades competentes, en las investigaciones para conocer los móviles y responsables intelectuales y materiales del caso expuesto.

4. Exhortar al Estado Colombiano, especialmente a la Fiscalía General de la Nación, Procuraduría General de la Nación y demás autoridades competentes, para que se adelante una investigación seria, profunda, imparcial y exhaustiva, y se ponga en práctica todos los instrumentos con los que cuenta para conocer la verdad real acerca de los móviles del caso e identificar, procesar y judicializar a los responsables materiales e intelectuales. Además consideramos conveniente, que tal investigación analice de manera exhaustiva la hipótesis según la cual la muerte de Mildred e Indira estaría asociada con el ejercicio de su liderazgo y su rol como defensoras de derechos humanos, de los derechos de las mujeres y en general de los derechos de los pueblos indígenas.

5. Como Pueblo Kankuamo bajo ninguna circunstancia aceptaremos que haya impunidad en este ni en ningún caso que involucre a la población Kankuama. Posición que asume la ONIC.

 

Autoridades Pueblo Kankuamo y ONIC.

Contacto: Cabildo Gobernado Kankuamo - 3157474606
ComunicaKankuy - 3182174569