Pueblo Embera Katío en Bogotá reclama sus derechos

por ONIC

#SeDefiendeLaVidaDefendiendoLaPaz

El pueblo Embera Katio en Bogotá denuncia al Gobierno Nacional de Colombia la violación sistemática de sus derechos, en la medida que no ha cumplido en los tiempos convenido con las garantías de para el retorno y/o reubicación de gran parte de la población en condición de desplazamiento en Bogotá. Su retorno al territorio de Origen con plenas garantías es la única posibilidad de su pervivencia.

Así está contemplado aún en el Plan de Salvaguarda de la nación Embera, dado que es un pueblo en camino al extermino físico y cultural, determinado en el 2009 por la Corte Constitucional y a porta de diez años de esta determinación el Estado Colombiano como garante de sus derechos no ha sido efectivo en sus acciones.

Cansados de tanta dilación, más la disposición del Alcalde Mayor de Bogotá de no garantizarles más albergues temporales con lo mínimo vital, el pasado miércoles 5 de septiembre de 2018, se plantaron frente a la oficina de la Unidad de Víctimas ubicadas en el edificio Avianca - carrera séptima con calle 16 de Bogotá.

Dispuesto a todo, a ofrendar sus vidas por su pervivencia, reafirman que se les respete sus derechos como pueblos originarios, y al unísono reafirman, “en nuestro caso, acá llegamos por violencia en nuestras comunidades, el gobierno no cumple a nosotros de hecho no están cumpliendo, el gobierno está diciendo que va cumplir pero no cumple nada, algunos están violando los niños y a las mamas, si el gobierno no soluciona no nos vamos a ir de acá, hombres, mujeres, niños están sufriendo de hambre en la calles, y no somos habitantes de la calle, somos pueblos Originarios de este país”.

Por ello, la ONIC desde la Consejería de DDHH y Paz, denuncia la acción descomunal de la fuerza pública contra los reclamantes de derechos, la noche de ayer, donde por lo menos hay 150 niños como parte vital de la familia Embera “Si el pueblo Embera está utilizando este mecanismo de presión es porque la fuerza pública y el estado colombiano no garantizaron su permanencia en su territorio, como a muchos pueblos originarios de esta país”.

En su manifestación pacífica, los emberas fueron agredidos por parte de la fuerza pública, la policía golpeo a una profesora y a un niño, para tratar de disolver su presencia en el edificio Avianca.

La denuncia de una comunera Embera Katío refleja el drama complejo que vive esta comunidad Embera en la capital de Colombia, detrás incluso del Palacio de Nariño, “acá permaneceremos para seguir exigiendo garantías en alimentación, salud, vivienda, retorno al territorio, reubicación, seguridad, entre otros. Requerimos albergue en condiciones dignas, mientras nos toque vivir en Bogotá, ya que muchos dormimos en piezas que llamamos “paga diarios”, solo para dormir y guardar lo poco que tenemos, y muchas veces lo que logramos con la venta de nuestras artesanías y de la caridad pública no alcanza, pagamos más que uno que arrienda, pero a nosotros no nos arriendan porque no tenemos fiadores. Además, allí tenemos problema de seguridad, pues permanentemente están llegado personas no indígenas, algunas abusan sexualmente de niños, niñas y mujeres, hasta el punto que la semana pasada llegaron a envenenar a un Embera, quien murió dejando sus hijos desamparados”.

El Gobierno Nacional a través de la Unidad de Victimas, les debe garantizar las ayudas humanitarias y no les ha cumplido, ni el Bienestar Familiar, ni la Alcaldía Mayor de Bogotá.

La Personería de Bogotá, la ONIC y otras entidades vinculantes median a esta hora para que la solución sea oportuna y pertinente, que se cumpla lo pactado cuya fecha era este 5 de septiembre y la respuesta es represión y violencia, y esa no es la solución a quienes le siguen apostando a seguir sembrando Vida en sus territorios ancestrales.

El Gobierno Nacional ha resuelto de manera unilateral citar a los Emberas para este viernes 7 de Septiembre, para darles respuesta a sus justos reclamos. La población Embera espera que el Gobierno Nacional y local les cumpla en la garantía de sus derechos, pues cada que pasa los riesgos están aumentando y exponiendo a mayores afectaciones físicas y culturales a su pueblo.

Contacto: Comunica ONIC Derechos Humanos – 3146192865 – 3206047864.

Anexamos: PLIEGO DE PETICIONES COMUNIDAD EMBERA.

Debido a las constantes situaciones que atentan contra nuestros derechos como pueblo, teniendo en cuenta que somos desplazados víctimas del conflicto armado, razón por la cual estamos en la ciudad de Bogotá y frente al incumplimiento de las diferentes instituciones en torno a temas de salud, seguridad, vivienda, alimentación, retorno, reubicación, entre otros, hemos decidido dar a conocer el 
presente pliego de peticiones que se acuerda entre los líderes de nuestra comunidad planteando algunas exigencias que consideramos fundamentales para garantizar la pervivencia de nuestra cultura y la restitución de nuestros derechos.

GENERAL:

1. Exigimos una mesa de negociación compuesta por representantes de: Defensoría del Pueblo, unidad de víctimas (directora de reparación y director de gestión social humanitaria), procuraduría, líderes Embera: Katio (), Chamí() y mujeres (Olivia Charichá) elegidos POR LA COMUNIDAD como voceros y voceras, representante de la guardia indígena Jony (guardia mayor Bogotá), Nación Embera, ONIC, Gabriel Muyuy, senador Feliciano Valencia, Organización de derechos humanos PASOS, Secretaría de Planeación ONU, Personería.

2. Solicitamos los datos de censos realizados por las instituciones para apoyar el retorno en los últimos meses (Agosto y Septiembre), en caso de que no exista se solicita un nuevo censo.

3. Exigimos se revisen las denuncias, solicitudes, peticiones, entre otros, que se han radicado en las instituciones y no han tenido respuesta (se adjuntan copias de los radicados), apelando al derecho de igualdad en el que los documentos se nos deben responder en los tiempos habituales para todas y todos.

4. Exigimos se nos respete nuestro derecho al trabajo con artesanías, en condiciones dignas sin hostigamiento de la fuerza pública ya que es nuestro único medio de sustento.

RETORNO:

1. Exigimos se nos dé a conocer de forma escrita y detallada todo lo relacionado al retorno de Emberas Katio y Chamí:
- Estado de la gestión.
- Personas encargadas.
- Proyección del retorno.
- Fechas tentativas.
- Condiciones de vivienda y educación en el territorio.
- Ayudas humanitarias.
- Garantía y seguimiento de acuerdos y funcionamiento del retorno.

2. Exigimos se establezcan los compromisos con responsables y fechas en el tema de los retornos en cabeza de la Unidad de Víctimas.

REUBICACIÓN:

1. Exigimos que mientras se da vía al retorno a nuestros territorios, se nos garanticen condiciones de vida digna en la ciudad, reubicando a la comunidad que reside en los paga diarios de los barrios San Bernardo y Favorita, en albergues, puesto que debido al incumplimiento de la Unidad de Víctimas con las ayudas humanitarias se han venido agudizando los problemas de seguridad.

2. Exigimos acompañamiento permanente de la Secretaria de seguridad y otras entidades que puedan garantizar nuestra integridad como pueblo frente a las amenazas y acciones que se presentan contra nuestra vida.

3. Exigimos que no atenten contra la unidad que como indígenas defendemos y el retorno se dé con garantías para toda la comunidad en los mismos tiempos.

RELACIONES INTERINSTITUCIONALES:

1. Exigimos un informe de entidades como: Secretaría de seguridad, UARIV, Secretaria de Gobierno, ACDVPR, respecto a los compromisos que han adquirido con la comunidad en reuniones anteriores en temas como:

• Censo para que UARIV realice un cruce de información para las ayudas  humanitarias.
• Remisión de información de quienes hacen falta por reclamar ayudas humanitarias.
• Estudio de viabilidad de activación de ruta para líderes y lideresas.
• Acompañamiento permanente con enfoque diferencial
• Proceso de retorno.
• Sesiones de trabajo con los equipos de retorno.
• Propuestas de intervención frente al consumo de SPA y enfermedades de transmisión sexual con la Secretaría técnica de la mesa de infancia y adolescencia.