En tiempos de paz: La guerra sigue en nuestro territorio

por ONIC

• Comunicado a la comunidad nacional e internacional.

Lo que está sucediendo en el territorio indígena del pueblo Awá, es algo sin precedentes: asesinatos, desplazamientos, masacres, amenazas a líderes, lideresas, erradicaciones de hoja de coca inconsulta, extorsiones, entre otros hechos victimizantes, que evidencian la degradación de un conflicto social, político y armado que aún no ha finalizado, a pesar de que existe un Acuerdo de Paz con las FARC.

Inda Sabaleta, Inda Guacaray, Gran Rosario y La Brava, Resguardos Indígenas Awá asociados a la Unidad Indígena del Pueblo Awá – UNIPA, quienes pertenecen al municipio de Tumaco, desde finales del 2016 hasta la fecha han tenido que afrontar la presencia de los llamados “grupos disidentes” de las FARC, quienes buscan controlar las rutas del narcotráfico y el cultivo de la hoja de coca, convirtiéndose este accionar en una amenaza inminente contra la vida de nuestros hermanos y hermanas Awá que viven en la zona.

A finales del año 2016 aparece en la zona de estos resguardos el grupo denominado “TAPITA HUEVOS – GAULA NP” quienes ejercen control territorial y poblacional para garantizar el cultivo de la hoja de coca y las rutas de narcotráfico. A inicios del mes de noviembre de 2017, el denominado grupo “GUERRILLAS UNIDAS DEL PACIFICO - GUP” quienes se encontraban en las zonas de frontera con el Ecuador, pie de monte y costa pacífica nariñense, ingresan estos resguardos en disputa militar por el control del negocio del narcotráfico.

El 10 de noviembre del presente año en horas de la noche dos integrantes del grupo armado ilegal “GUP”, quienes portaban armas largas, rodearon la vivienda de uno de los líderes de nuestra organización. Para el día 11 de noviembre de 2017, en horas de la mañana, este grupo secuestra a un menor Awá quien es utilizado para que los conduzca al campamento donde se encontraba “GAULA – NP”; pasado el mediodía, estos actores armados ilegales se enfrentan, causando la muerte de una persona por múltiples impactos de bala, después del enfrentamiento secuestran a siete personas, entre ellas tres menores de edad (un niño y dos niñas).

Los tres menores de edad indígenas AWA fueron rescatados la noche del mismo día en una acción humanitaria adelantada por líderes y autoridades de nuestro pueblo indígena Awá - UNIPA, en el ejercicio de la autonomía propia. El GUP advierte que estos tres menores deben abandonar el territorio junto a su familia, de no hacerlo serian ejecutados.

El día 12 de noviembre autoridades de la UNIPA conforman una comisión de verificación para ingresar a la zona, quienes al llegar al lugar, constatan que en la comunidad Villa Hermosa del resguardo Inda Guacaray hubo un enfrenamiento armado, encontrando una persona sin vida, su cuerpo es entregado a la Fiscalía.

Estos hechos ocasionan el desplazamiento forzado de treinta familias aprox. algunas han salido del resguardo a la carretera, dirigiéndose al centro urbano del corregimiento de Llorente, además de generar zozobra y miedo en las comunidades y resguardos aledaños.

Por lo anterior y dada la larga lista de hechos victimizantes que ha vivido el pueblo Awá, instamos a la comunidad internacional encabezadas por Naciones Unidas y OEA- CIDH, para que verifique y acompañe la situación de crisis humanitaria que enfrentamos, debido a que el Estado colombiano es INCAPAZ de garantizar un mínimo derechos fundamentales, a la vida, a la integridad y la pervivencia de los hermanos y hermanas Awá en el Territorio Ancestral.

Asociación de Autoridades Tradicionales y Cabildos Indígenas Awá
Organización Unidad Indígena del Pueblo Awá – UNIPA