Conflicto Nasa-Misak: Cordura y sabiduría entre pueblos tendrán que estar por encima de oportunismos

por ONIC

En las últimas semanas han circulado alertas, denuncias y llamados al diálogo desde Siberia, Caldono, Cauca, Colombia, frente al conflicto por tierras entre comunerxs Nasa y comunerxs Misak, donde lo que más se ha conocido son los atropellos de lxs Nasa contra lxs Misak reasentadxs en este territorio.

El Cabildo Misak de La Laguna Siberia se ha pronunciado públicamente frente a estos hechos y ha insistido en el diálogo convocando a los entes involucrados y a las instituciones correspondientes. Recientemente el Cabildo Nasa de la Laguna Siberia se pronunció negando las denuncias realizadas por los Misak, pero sigue haciendo falta la palabra dulce, mediadora y desde el corazón del pueblo Nasa. Sin embargo, el que sí aprovechó este fin de semana para pronunciarse fue el Presidente Santos. Lo hizo el 21 de julio desde territorio Misak en Silvia Cauca.

Allí durante su visita amistosa a un grupo del pueblo Misak manifestó: “Escuché con mucha atención querido Gobernador, Vicegobernador y usted también Liliana, el problema que tienen con la comunidad Nasa.

Yo le he dicho al señor ministro del interior, al señor ministro de defensa, señores generales yo no puedo permitir que al pueblo Misak los desplacen a la fuerza. Eso, necesito que tomen acciones en ese sentido y le he pedido también al Ministro del Interior – ya hablé con él hace unos minutos, con el Dr. Miguel Samper-, para que acelere la resolución que formalice el resguardo. Eso requiere unos trámites, requiere una aprobación del Comité Ejecutivo. Le dije: Hágame el favor y acelera eso para ver si podemos hacer esto antes de que yo me vaya”.

El próximo 7 de agosto se posesionará el nuevo presidente en Colombia, es decir que en solo 17 días, el presidente Santos formalizará el Cabildo Misak que está en disputa con el pueblo Nasa. ¿Por qué durante su gobierno no formalizó todas las solicitudes de constitución de resguardos existentes con el mismo afán que tiene ahora?, ¿Por qué no ha tenido esta misma actitud frente a los asesinatos, amenazas, persecución contra las y los liberadores de la Madre Tierra en el norte del Cauca?, ¿Por qué será que este conflicto entre pueblos empobrecidos sí merece acciones urgentes, mientras los conflictos históricos entre empresarios contra pueblos no? Si los pueblos indígenas quieren defender su autonomía y su dignidad, no pueden dejar en manos de un gobierno que siempre ha negado sus derechos y aprovechado sus contradicciones para seguir despojándolos de sus culturas y territorios. Si es necesario acceder a mediaciones externas, respetuosas e imparciales para superar conflictos, ese tercero reconocido y merecedor de respeto no es un Presidente cuya palabra contradice su quehacer frente a los derechos indígenas.

El mismo que como Ministro de Defensa de Álvaro Uribe Vélez ofreció apoyo al pueblo Awá luego de una masacre cometida por las FARC mientras las fuerzas armadas a su cargo habían cometido y siguieron cometiendo atrocidades contra este pueblo. Un personaje que calcula siempre para beneficio de élites y transnacionales. Si es necesaria la ayuda para dirimir un conflicto como este, es hora de demostrar la sabiduría ancestral y convocar la mediación de las y los líderes respetuosos de Colombia o de otros países que ayuden a superar con dignidad esta absurda guerra en ciernes.

El único beneficiario de esta situación es el proyecto del régimen que Santos representa, es decir, el conquistador que disfruta con las contradicciones y conflictos de los indígenas para someterlos, denigrar de estos pueblos y legitimar la barbarie, el despojo y la mentira de más de 500 años. Sabiduría, no entrega al oportunismo y al abuso, eso es lo que hace falta para convivir. Ni en la confrontación, ni bajo la ley del explotador se resuelve este conflicto de tierras. A Santos y a los demás Presidentes una sola demanda, reconozca inmediatamente todas las tierras y resguardos que siguen enfrentando el abuso de terratenientes, del agronegocio y de transnacionales extractivistas y respete que los pueblos indígenas resuelvan entre sí sus diferencias. A los pueblos Nasa y Misak, que pongan por encima de ambiciones y diferencias que nada resuelven, el derecho común a la Madre Tierra colectiva, compartida y libre. ¿Cómo Así? Pueblos en Camino.

Este conflicto que se vive en Caldono corresponde principalmente al exceso de concesiones que se le siguen haciendo a corporaciones transnacionales para la extracción y la explotación de bienes comunes que están afectando y despojando a los pueblos indígenas que viven en zonas estratégicas para la economía capitalista. El Estado se aprovecha de las tensiones y disputas internas entre dos pueblos hermanos: Mientras los Nasa reiteran que no permitirán la constitución de un resguardo Misak en territorio Nasa y que esas tierras les pertenecen ancestralmente, los Misak reiteran que son pobladores históricos que fueron desplazados durante la “conquista” y que adquirieron legalmente las tierras que hoy tienen en Caldono. Pero también crea y alimenta conflictos como ya ha ocurrido antes, por ejemplo, para no irnos tan lejos, como ocurrió hace por lo menos una década en el norte del Cauca. Acá el gobierno le entregó al pueblo Nasa la finca San Rafael de territorialidad negra, causando así una disputa territorial que durante varios años dejó como saldo 2 asesinatos y unos 30 heridos. (Afortunadamente en el 2014 se logró un acuerdo entre las partes y este conflicto se resolvió. Ojalá en Caldono ocurra lo mismo más temprano que tarde).

Es compleja esta situación, pues hay una necesidad concreta de ambos pueblos y ambos tienen derecho al territorio. Sin embargo, la forma como dicen los Misak que se han venido dando las agresiones en los últimos meses contra su comunidad, reclama un rechazo público y un llamado urgente a la conciliación, de parte de todas las organizaciones indígenas que históricamente han luchado por la tierra y por la unidad de los pueblos.

Rodrigo Yalanda, comunero Misak de Ovejas, Siberia, Caldono, ayer durante el bloqueo pacífico que realizaron en la vía Panamericana en Pescador exigiendo al gobierno solución a este conflicto, denunció los distintos atropellos que han sufrido de parte de unxs comunersx Nasa, por las cuales se vieron obligadxs a desplazarse unas 300 personas. También explica que el pueblo Misak es originario de ese territorio y que como a los demás pueblos les ha tocado refugiarse en las montañas para defender la vida: “Antes de que los blancos colonizaran estas tierras nosotros éramos pobladores pero con la avanzada de la “conquista” nos fueron arrinconando hasta Silvia Cauca. Ahí por la estreches del territorio nos tocó irnos a otros municipios pero todas las fincas que hemos conseguido han sido legalmente, pero ellos argumentan que estamos invadiendo un territorio que no nos pertenece... Para reasentarnos nuevamente aquí en el municipio de Caldono ¿Cómo fue?, Fue a través de compras de pequeños predios, los mayores, nuestros abuelos, ellos los compraron. Poco a poco fuimos adquirieron fincas y ahora último compramos 6 fincas, nos compró el antiguo Incoder, con el convenio 2005 con AICO...”.

De otro lado, Idelber Aranda exautoridad del Resguardo Nasa de la Laguna Siberia, en entrevista con Radio Pa´yumat, explicó que con el pueblo Misak en los últimos años llegaron a un acuerdo que consistía en que las comunidades Misak se iban a quedar como asentamiento en el ámbito territorial del reguardo Nasa de La Laguna, pero últimamente se han querido conformar como resguardo y este es un problema que trae el Estado, porque sabe que ya hay un resguardo conformado y ahora viene a generar esta pelea comprándole predios para la ampliación del resguardo de Guambía. Dice que: “En el 2001 el acuerdo quedó clarito en el mismo estudio socioeconómico de Caldono, incluso que ellos nombrarían un alcalde en Silvia para el apoyo en recursos económicos para sostenerse acá.

La dificultad está en que ahora se quieren conformar como resguardo Misak en el ámbito territorial Nasa”. También dicen que lxs Misak los han acusado de muchas situaciones que no han cometido y por eso se pronunciaron al respecto (ver comunicado. Finalmente manifiesta que la propuesta desde la Laguna Siberia de parte del pueblo Nasa, es que “así como el gobierno mismo nos generó este problema, el mismo le tiene que solucionar y reubicarlos en otro territorio donde no haya establecido ya un resguardo”.

Esperamos que no hayan más agresiones, que se retomen los diálogos y las conversas alrededor de la tulpa, para sentir con el corazón y acordar por la vida. Para que no nos dejemos utilizar por el gobierno, porque mientras ellos desde arriba se ríen de ver como nos agredimos, mentimos, engañamos y destruimos entre pueblos, ellos están aprovechándose de todo esto y con seguridad seguirán atizando este conflicto para que sigan ganando los de arriba. Sí, porque no es fortuito que Santos 17 días antes de dejar la presidencia visite amistosamente al pueblo Misak y les prometa acelerar la constitución de su resguardo en la Laguna Siberia antes de su salida, mientras la mayoría de pueblos indígenas siguen en la larga y demoraba lista de constitución y ampliación de resguardos en Colombia, que incluso el nuevo presidente congelará.

Llama la atención también que sólo esta vez, frente a un conflicto entre pueblos, se atreva a interceder y a prometer, mientras que frente a las incontables denuncias que se han hecho desde el Cauca por amenazas, desalojos, destrucción de cultivos y múltiples asesinados a favor de los ingenios de caña de azúcar, haga silencio y antes envíe más “fuerza pública” para garantizar el orden, el poder, la economía y las ganancias de los empresarios.

Ante esta situación, desde la distancia tratando de escuchar ambas partes, nos atrevemos a opinar y a solicitar a las organizaciones y a la dirigencia indígena de ambos pueblos y de otrxs que aún creemos en la lucha indígena pese a todas las contradicciones que unxs pocos quieren agazapar, manifestamos que nos duele profundamente lo que está pasando en Caldono y lo único que deseamos es que se reinicien las conversas para llegar a un acuerdo que garantice los derechos Misak y Nasa, que la humildad, la sabiduría y la generosidad que hemos heredado de mayores y mayoras sea la que mande y haga presencia en estos espacios de diálogo tan necesarios para llegar a acuerdos comunes por la vida.

Como dicen desde el pueblo Misak: “Sabemos que no es todo el pueblo Nasa, son algunos dirigentes que no quieren que estemos aquí. Nosotros como pueblo Misak tenemos toda la disposición, todos los entes municipales lo saben. El llamado a la dirigencia es que se pongan la mano en el pecho, que pensaran y que recapacitaran, que vivamos como pueblos hermanos que todos hemos sido hasta ahora, desde 1492 que hemos venido siendo atropellados.”

Al presidente Santos decirle que no sea descarado, que él es el menos indicado para opinar en esta situación. Ese: “no puedo permitir que al pueblo Misak lo desplacen a la fuerza”, es un engaño. ¿cómo se atreve a opinar siendo el administrador de Uribe con los falsos positivos que engañó y asesinó a miles de campesinos en Colombia? ¿Con qué cara, si en su gobierno concesionó gran parte del territorio a la minería, al fracking y a muchos más extractivismos?. ¿Con que moral, si la firma del acuerdo de paz la usó como máscara para facilitar la entrada a las transnacionales y hoy están desplegándose por todos los territorios?, ¿con qué criterio, si no ha hecho nada para frenar el reescalamiento paramilitar y los asesinatos sistemáticos? ¿con qué credibilidad, si no tiene vergüenza en firmar y firmar acuerdos que nunca va a cumplir?.

Julio de 2018
Pueblos en Camino