Manifiesto Político del XII Congreso de los Pueblos Indígenas de la Consejería de Gobierno Propio de la ORIVAC

por ONIC

• Reunidos desde el 13 hasta el 17 de agosto de 2018 en el Polideportivo El Cristal, del Distrito de Buenaventura.

Exteriorizamos al pueblo colombiano que seguiremos caminando sobre las huellas y caminos que desbrozaron nuestros Mayores.

Caminos no ausentes de dolor y sangre pero llenos de alegría y de dignidad que nos permiten construir y fortalecer nuestras instituciones propias para garantizar nuestra pervivencia como pueblos ancestrales.

Continuaremos movilizándonos en mingas de fuerza y de pensamientos obedeciendo las leyes de la madre naturaleza, siendo estrictamente críticos hacia dentro y tolerantes y generosos con nuestros hermanos que luchan por una mejor sociedad para todos.

Seguiremos exigiendo al Estado de Colombia lo que nos pertenece: Tierras suficientes y aptas para desplegar nuestra cultura y producir respetuosa, armónica y amorosamente los alimentos y recursos suficientes para vivir dignamente. Recordamos que estas tierras han sido despojadas a sangre y fuego a nuestros pueblos por terratenientes y poderosos y sus gobiernos de turno.

Seguiremos exigiendo permanentemente el respeto a nuestras instituciones, autoridades, formas de gobierno, de justicia y de pensamiento propias. Lo haremos con la constancia milenaria y la razón y la espiritualidad que nos ilumina el horizonte.

Seguiremos exigiendo justicia por la desaparición forzada de nuestros cuatro hermanos embera chamí en Alcalá, el asesinato del Jaibaná en el Dovio; el vil asesinato de nuestros dos hermanos nasa en La Delfina en Buenaventura y los atentados y amenazas a nuestros hermanos en Triunfo Cristal Paez de Florida y Kwet Wala de Pradera, hechos que tienen como trasfondo megaproyectos de “desarrollo” que atentan contra la madre tierra y nuestros territorios; las ocupaciones inconstitucionales de la empresa Epsa-Celsia en la Comunidad Chamapuro de nuestros hermanos Wounaan en el rio bajo San Juan en Buenaventura; así como las demás profanaciones de actores civiles y armados en nuestros territorios.

Seguiremos exigiendo protección para nuestros dirigentes, comunidades y territorios concertada con el gobierno y nuestras autoridades y de acuerdo a nuestras prácticas culturales.

Seguiremos exigiendo la implementación de la jurisdicción especial indígena –JEI- y los Centros de Armonización a través de una articulación interinstitucional respetuosa y equilibrada que garantice la diversidad étnica y cultural de Colombia.

Seguiremos exigiendo nuestros derechos económicos, sociales, culturales y ambientales de nuestras gentes y territorios frente a proyectos públicos y privados que desconocen la consulta previa libre e informada y se convierten en imposiciones ilegitimas que depredan la vida.

Seguiremos exigiendo salud, educación, nutrición y seguridad alimentaria para nuestros niños con enfoque étnico, así como las demás reivindicaciones de desarrollo económico y social para todas nuestras comunidades convenidas en Acuerdos con los gobiernos local, regional y Nacional en el marco de las diferentes mingas por la vida y el territorio.

Seguiremos movilizados con los demás sectores étnicos, sociales y políticos en oposición al actual régimen corrupto por una sociedad verdaderamente democrática que garantice los derechos de los pueblos indígenas y de toda la población colombiana.

Distrito de Buenaventura 16 de agosto 2018