La Organización Wiwa OWYBT denuncia violación de DDHH e infracción al DIH contra la comunidad de Tezhumke

por ONIC

La Organización Wiwa Yugumaiun Bunkuanarrua Tayrona (OWYBT) se permite DENUNCIAR ante FISCALIA GENERAL DE LA NACION, al Gobierno Nacional y a la opinión pública nacional e internacional, lo siguiente:

1- Para el día jueves 23 de agosto del 2018, en la comunidad Wiwa de Tezhumke, la cual está ubicada en zona de ampliación del Regsurdo Kogui-Malyao-Arhuaco terrirotio ancestral de la Línea Negra (Decreto 1500 del 6 de Agosto del presente año), geográficamente en jurisidicción del corregimiento de Patillal, Municipio de Valledupar, departamento del Cesar, siendo las 4:35 de la tarde se presentó un ametrallamiento u hostigamiento el cuál duró aproximadamente unos 20 minutos, según miembros de la comunidad. Estos hechos llenó de sosobra, temor, amedrantamiento y pánico, al punto de que las 75 familias que viven allí se desplazaran.

Estos hechos fueron colocados en conocimiento del comandante del BIMUR el mismo día jueves alreddor de las 7:30 pm por la Comisión de Derechos Humanos de la OWYBT via telefónica, quien manifestó que en la zona no tenía tropas, y que el día viernes a primera hora enviaría una unidad de reacción rápida.

La Organización Wiwa Yugumaiun Bunkunarrua Tayrona para el dia viernes 24 de agosto en horas de la mañana, envió una comisión a la comunidad. Al llegar a unos 1000 metros de la comunidad, encontraron a algunos miembros de la comunidad muy preocupados, atemorizados, amendrantados y aterrados por los hechos ocuridos el día anterior, en conversación con los habitantes quienes escucharon los sonidos de las ráfagas de tiros presuntamente tipo fusil, manifestaron que el día jueves a la hora indicada anteriormente, se había presentado varias detonaciones con arma por el calibre de los sonidos, podria ser arma de largo alcance. Cerca de donde sucedieron los hechos y a esa hora, habían miembros de la comunidad en sus actividades de pastoreo, agrícolas, recolección de leña, ganadería, entre otras actividades del campo, muy cerca de donde sucedieron los hechos, un mimebro de la comunidad al escuchar las detonaciones y quien se encontra a esa hora en la huerta, se acercó muy sigilosamente y observó dos sujetos vestidos de prendas militares que disparaban, uno de ello le dijo que se tirara al suelo, sin medir las dimensiones de lo que estaba sucediendo, se agachó y tomó lo producido del día junto a una madera de yuca y se dirigió hacia a su vivienda.

Con la ayuda de la tecnología, un miembro de la comunidad logra grabar la zona donde se escuchaban los ametrallamientos, estos videos se aportan al momento de ampliación de la indicación. Gracias a la ayuda prestada por la comunidad después de tres horas de estar en la zona, se logró ubicar el lugar de los hechos a tan solo 600 metros aproximadamente de la primera casa de la comunidad, en un pequeño arroyuelo la comisión encontró un número determinado de cartuchos o casquillos de fusil disparados y esparcidos por el todo el lugar a unos 10 metros alrededor, también se consiguió un tiro de fusil sin disparar, estos se aportarán en el momento requerido, se observo un arbor de Algarrobillo con varios impactos.

En conversación con uno de los esquemas de seguridad asignado a la protección colectiva del Pueblo Wiwa, manifiesta que el día jueves en horas de la tarde tipo 3:40 pm, cuando se dirigía hacia al corregimiento de La Mina, encontraron dos sujetos vestidos con prendas militares y portando fusiles, que se movilizaban en una moto de alto cilindraje, un miembro de la comunidad que se dirigía hacia Tezhumke muy cerca a la finca Los Anillos, luego de un lapso de tiempo otro esquema de protección que se dirigía hacia la comunidad, encontró dos sujetos vestidos con prendas militares, uno de color camuflado verde y otro de camuflado para desierto, portando casco negro y gafas negras, quienes portaban fusil que bajaban de la comunidad de Tezhumke a bordo de una moto de alto cilindraje perteniente a la JERCOL.

El viernes 24 de agosto, la comisión de la OWYBT después de verificar y tomar evidencia, las cuales se aportarán una vez esta denuncia se le asigne fiscal, mientras que se dirigía a Valledupar, fue requerida en los dos retenes de policía y militares que están a la entrada de Valledupar.

Estos hechos fueron colocados en conocimeinto al señor Procurador Provincial HOSMAN HERNÁNDEZ, de la Regional Cesar, quién se comunicó con el director RODRIGO RESTREPO, director de la Fiscalía Seccional Cesar, quién tomó fotgrafías de uno de los casquillos recolectados, de igual forma se colocó en conocimiento de la Defensoría del Pueblo Regional Cesar.

Para el dia 28 de agosto de 2018, en una misión de verificación en compañía de la OFICINA DEL ALTO COMISIONADO DE DERECHOS HUMANOS DE LAS NACIONES UNIDAS, se verificó que en el lugar donde se realizaron los hechos, habían recogidos todos los casquillos, al igual habían extraído los proyectiles del árbol. Sin embargo, se logró ubicar cuatro casquillos en el lugar.

Los habitantes de la comunidad manifiestan que para el día viernes después del medio día, ingresaron unos sujetos en moto preguntando por el señor que tiene la casa de bajo del Caracolí, residencia de uno de los líderes del Pueblo Wiwa, para el día sábado ingresó un carro de placa amarilla donde se movilizaban miembros de la fuerza pública colocándose a disposición de la comunidad y colocando la oferta de servicio social. Para el día domingo, nuevamente ingresó el Ejército en una camioneta de color blanco con los emblemas de la fuerza pública, cubierto con cinta de color negro solicitaron a la comunidad un listado y realizando preguntas. Este hecho incomodó a la comunidad y la llenó de temor.

Antecedentes:

1. El 4 de febrero de 2005 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a favor del Pueblo Wiwa y, en consecuencia solicitó al Estado colombiano la Adopción de Medidas Cautelares a favor del Pueblo Indígena Wiwa de la Sierra Nevada de Santa Marta.

1. Tomar las medidas necesarias para proteger la vida y la integridad personal de los miembros del Pueblo Wiwa de la Sierra Nevada de Santa Marta, respetando su identidad cultural y protegiendo la especial relación que tienen con su territorio, conforme a las obligaciones contraídas por el Estado.

2. Brindar atención humanitaria a las víctimas de desplazamiento y de la crisis alimentaria, en particular a las niñas y niños del pueblo indígena.

3. Concertar las medidas de protección colectiva con los beneficiarios y los peticionarios.

4. Adoptar las medidas necesarias a fin de poner término a los hechos de violencia y las amenazas proferidas en contra de la comunidad beneficiaria. La Comisión continúa dando seguimiento a la situación de los beneficiarios.

El 14 de Junio del 2017, La Honorble Comisión de Derechos Humanos de la OEA ratificó y amplió las medidas cautelares a favor del Pueblo Wiwa.

 

ORGANIZACIÓN WIWA YUGUMAIUN BUNKUANARRUA TAYRONA - OWYBT
Valledupar 29 de agosto del 2018