5.000 mil Indígenas del Cauca, se concentran hoy en el Resguardo Indígena de la María Piendamó (Cauca)

por ONIC

 

 

02 sep 2013

Tal como lo anunciaron las autoridades indígenas del Cauca en cabeza de la consejería mayor del CRIC, hoy 2 de septiembre se concentrarán más 5.000 personas en el Territorio de Convivencia, Dialogo y Negociación, Resguardo Indígena de la María, Piendamó (Cauca) con el propósito de avanzar en la propuesta del acto político que se realizará mañana 3 de septiembre en el centro de la ciudad de Popayán.

Las autoridades indígenas definieron la semana pasada, hacer una movilización pacífica que  arranca hoy con una gran concentración en el Resguardo de la María. Para mañana 3 de septiembre está previsto llegar en caravana muy temprano a Rio Blanco, donde se unirán delegados nacionales, la ONIC y varias organizaciones sociales del Cauca, quienes marcharan hasta el centro histórico de la capital caucana.

Esta movilización pacifica, se hace  en un momento en el que paro nacional agrario ha notificado a toda la Nación que campesinos, indígenas y afrocolombianos no dejaremos que se nos ignore y expulse de nuestros territorios  a través de la legislación del despojo, que tiene como su principal puntal la firma de TLCs con los países que los imponen, como en el caso de los ya vigentes con los Estados Unidos y con la Unión Europea.

En ese orden de ideas, el gobierno nacional  desde un principio ha argumentado que  los TLCs son una necesidad  para tener una articulación exitosa al mundo globalizado;  y luego de firmados  había que cumplir con lo que allí está establecido.  En la urgencia por implementar este modelo, los dos últimos gobiernos han desconocido las solicitudes y exigibilidad de campesinos, indígenas y afrocolombianos, e ignorado las cifras estadísticas que señalan que la pobreza, la miseria y el desplazamiento económico aumentan en el sector rural en proporciones insostenibles.

Frente a la contundencia y legitimidad de las acciones del paro nacional agrario y al fracaso de la intimidación, el señalamiento, la represión y la violencia por parte del Estado, el presidente Santos ha salido a darse golpes de pecho, en nombre suyo y de los que le han antecedido, ha aceptado que se pueden hacer políticas a favor del agro y ha planteado un gran pacto nacional por el sector agropecuario y el desarrollo rural y la instalación de una mesa nacional para el próximo 12 de septiembre. Ahora si se nos informa que se pueden aplicar salvaguardas dentro de los TLC, aumentar aranceles que permitan nivelar los precios agropecuarios de productos  nacionales con productos importados, tener precios de sustentación, subsidiar insumos, etc.  Tres años de gobierno necesito el presidente de Colombia para darse cuenta de esto, pero hubieran podido pasar décadas y las clases dominantes en Colombia no se hubiera dado por enteradas sí no es por la movilización campesina e indígena en las calles y porque el pueblo colombiano, indignado, se unió a la misma.

Desde la experiencia de movilización del movimiento indígena del Cauca planteamos a la movilización del paro nacional agrario: no se puede perder en la mesa lo que se ha ganado en las calles.  El pacto por el agro y el desarrollo rural debe consultar de manera decisoria a los pequeños productores del sector rural, campesinos, indígena y afros, e impedir que  a través de sofisticaciones técnicas y de alabanzas a la participación de todos, terminen tomando las decisiones quienes están por la desaparición de la economía campesina, indígena y afro, tales como los grandes gremios,  los tecnócratas del desarrollo y los partidos políticos que de manera permanente se han opuesto a la reforma agraria.

En esta marcha pacífica de los pueblos indígenas  del Cauca  serán temas de la reflexión, discusión y propuestas los relacionados a la derogación de los TLCs y la defensa de nuestra autonomía  territorial:

-          Respeto por las comunidades locales, sus territorios y sus culturas. Acceso a la propiedad rural y adjudicación de tierra a campesinos, indígenas y afros y no a las corporaciones empresariales.

-          Priorizar la economía campesina, indígena y afro, y la soberanía alimentaria del país con respecto a la locomotora  minera.

-          Rebaja y control de precios en los costos de producción: abonos, plaguicidas, combustibles y estado de las vías. Centros de abastecimientos.

-          Precios de sustentación de productos agrícolas que incluyan subsidio de fletes.

-          Investigación, desarrollo tecnológico, y  asistencia técnica desde el Estado.

-          Cadenas de comercialización.  Regulación de mercados. Manejo de centrales de abastos.

-           Condonación de deudas con los bancos.

-          Freno a las importaciones y al contrabando de productos de economía campesina, indígena y afrocolombiana.

-          Ni un TLC más y renegociación de los ya firmados.

-          Parar la revaluación del peso.

-          No aceptación de la certificación de semillas y de los tratados sobre protección de organismos modificados genéticamente, como herramienta para criminalizar el uso y conservación de semillas nativas,  domesticadas, cultivadas y custodiadas por campesinos, indígenas y afrocolombianos.

-          Rebaja en los precios de gasolina y ACPM.

-          No al tratamiento violento a los paros por parte de la Fuerza pública y a la estigmatización de la lucha social por parte del Estado.

Comunicaciones CRIC

Septiembre 2 del 2013