Protesta de indígenas Zenúes contra Cerro Matoso se trasladaría a la carretera Troncal

por ONIC

 

 

 

 

Tomado de periódico El Universal

Cerca de 2.600 indígenas se mantienen frente a las instalaciones de Cerro Matoso, en el marco de la protesta que desarrollan en contra de la explotadora minera.

De acuerdo con lo señalado por el gobernador indígena Zenú del Alto San Jorge, Israel Aguilar, los zenúes permanecerán frente a las instalaciones de la empresa minera hasta que hable con ellos una comisión del alto Gobierno, preferiblemente el vicepresidente de la República, Angelino Garzón.

Indicaron que hay varias comunidades indígenas dispuestas a unirse a la protesta, de tal forma que se puede incrementar el número de personas que se mantiene en la actividad. Inicialmente, cerca de 300 personas más que se encuentran en el municipio de La Apartada caminarán hasta el sitio de mayor concentración, sin embargo, no descartan que todos se desplacen hasta la carretera troncal.

El gobernador Aguilar insiste en su intención de no generar caos, ni acudir a las vías de hecho, sino protestar de manera pacífica para que el Gobierno Nacional se dé cuenta de los graves problemas de salud que por cuenta de la contaminación ambiental está produciendo la explotación del níquel en la zona.

Por su parte, la empresa Cerro Matoso señaló en un comunicado que hicieron una reunión de alto nivel con la directora de la Agencia Nacional Minera, y que invitaron a los indígenas zenúes para que se sentaran en una mesa de diálogo a discutir la situación, sin embargo, estos no llegaron.

Con relación a las afirmaciones de la empresa explotadora, el líder indígena dijo que ese no es un problema de competencia de la Agencia Nacional Minera, ni de las organizaciones que integran dicha mesa, sino que es resorte del Gobierno Nacional. Insistió en que cuentan con provisiones para resistir varios días, que seguirán esperando a que la Nación vuelva sus ojos hacia las minorías étnicas y verifique las denuncias que ellos han hecho a raíz de las enfermedades en los indígenas.

Finalmente, Cerro Matoso dijo que respeta el derecho a la libre expresión y reitera su disposición permanente  al  diálogo, pero que  no  acepta  las  acusaciones  encaminadas  a  establecer  una  relación directa entre las enfermedades generales presentes en las comunidades y el proceso productivo de la empresa para extraer el níquel.