ONIC denuncia incumplimientos frente al retorno, y la grave situación humanitaria del Pueblo Indígena Emberá Katío habitantes del barrio San Bernardo en Bogotá

por ONIC

La Consejería de Derechos de los Pueblos Indígenas, Derechos Humanos y Paz, informa a la opinión pública, organismos defensores de derechos humanos nacionales e internacionales y a las instituciones del Estado colombiano responsables de garantizar la vida y la integridad de los Pueblos Indígenas:

El día 22 de noviembre, en reunión con la Unidad de Víctimas, Autoridades y líderes del Pueblo Emberá Katío de la zona del Alto Andágueda, con acompañamiento de la ONIC, sostuvieron una reunión en la cual la UARIV presentó unas mínimas generalidades sobre el plan de retorno y se fijaron todas las actividades logísticas a desarrollar para dar ejecución al retorno de más de 400 integrantes del pueblo Emberá Katío a los diferentes resguardos. En dicha reunión se acordó que los retornos iniciarían el día 10 de diciembre de 2018 y que, a diferencia del retorno que se dio el pasado 24 de septiembre sería realizado por comunidades en diferentes días, iniciando el 10 y terminando el 14 de diciembre.

El día 30 de noviembre de 2018 la Procuraduría general de la Nación emite un comunicado en el que por causa de algunas inundaciones, recomiendan verificar las condiciones del territorio para evitar cualquier riesgo; sin embargo las Autoridades Mayores de los Resguardos del Alto Andágueda mencionaron que en ningún momento las condiciones climáticas ni los fenómenos naturales comportan una situación de riesgo ni ponen en peligro las condiciones de seguridad del retorno.

A pesar de esto, desde la primera semana de diciembre varios líderes Emberá Katío de Bogotá recibieron noticias sobre el aplazamiento del retorno, y no fue sino hasta el pasado lunes 10 de diciembre que las instituciones encargadas del retorno realizaron una reunión para explicar el incumplimiento. En esta, la Secretaría de Salud informó que el pasado 3 de diciembre la Unidad de Víctimas informó a la Secretaría la suspensión del retorno por el comunicado emitido por Procuraduría, por lo cual la brigada de atención médica que pretendía tener todos los diagnósticos y conceptos médicos para la fecha del retorno también se detuvo. Ahora bien, la UARIV menciona que sin este requisito el retorno no podría realizarse este año y debería ser aplazado hasta finales del mes de enero.

Frente a esto las autoridades y líderes indígenas presentes en esta reunión manifestaron su total inconformidad con estos hechos y manifestaron, que ante cualquier eventualidad o hecho que se presentara hasta la fecha del nuevo retorno, serían las instituciones las responsables por la población en situación de desplazamiento residentes en Bogotá, que además, en su mayoría viven en condiciones indignas e inhumanas en los “pagadiarios” del barrio San Bernardo lugar en donde han sido víctimas de amenazas, hostigamientos y agresiones físicas y verbales, todo esto dando cuenta del racismo y la exclusión social a la que están siendo sometidos en este barrio que se caracteriza por albergar redes de microtráfico de estupefacientes y múltiples “ollas” de consumo de drogas.

El día de ayer, 12 de diciembre de 2018, en horas de la mañana, la comunidad Emberá se encontraba realizando actos culturales en el barrio San Bernardo cuando un grupo de personas, que son conocidas en el barrio por pertenecer a “ollas” de microtráfico de estupefacientes, interrumpieron violentamente el encuentro amenazando e insultando a los presentes lo cual desembocó en enfrentamientos, frente a lo cual, la respuesta estatal fue tardía, la Policía Nacional no intervino inmediatamente a pesar de las peticiones de varias personas de la comunidad indígena, y no fue sino hasta medio día cuando las demás instituciones, Defensoría, Personería, Secretaría de Seguridad, entre otras, atendieron estos hechos en los que resultaron heridos varios menores de edad, y varios compañeros, a saber: Favio Arias Estevez, Jose Humberto Vitucay Cintua, Celestino Queragama Estebe, y Alison Vitucay Vitucay, Juan David Queragama Tequia, Gonzalo Vitucay Murillo, y Eloisa Murillo Murry quienes resultaron heridos.

Adicionalmente en horas de la tarde, cuando la situación ya había sido controlado por las autoridades con el apoyo de la Secretaría de Seguridad del Distrito, siendo aproximadamente las 6:00 p.m el compañero Jose Reinel Sintua Cheche, de 25 años de edad, perteneciente al pueblo Emberá Chamí quien se encontraba en la ciudad de Bogotá haciendo una diligencia familiar, se dispuso a tomar un taxi en barrio San Bernardo cuando fue atacado con arma blanca por varios hombres causando su muerte. Con posterioridad a este lamentable hecho varios compañeros han recibido amenazas de muerte, e incluso, han manifestado que las personas agresoras han amenazado con atacar indistintamente a niños, niñas, jóvenes, mujeres y hombres.

En estos momentos 520 personas entre hombres, mujeres, niños y niñas, están en el parque tercer milenio huyendo de las amenazas y hostigamientos que continúan.

Hacemos un llamado URGENTE a todas las instituciones, especialmente a la Unidad de Víctimas, a prestar la atención debida a los compañeros en situación de desplazamiento en la ciudad de Bogotá, toda vez que consideramos un grave incumplimiento a lo pactado el pasado 22 de noviembre frente al retorno de los compañeros. Así mismo acompañamos el sentir de los Mayores y líderes frente a la falta de seriedad y atención de la Unidad para las Víctimas en el cumplimiento del retorno que debió llevarse a cabo esta semana, y exigimos que se realice urgente y prontamente el retorno de los hermanos Emberá Katío a sus territorios.

En segundo lugar hacemos un llamado urgente a la Defensoría del Pueblo, a la Procuraduría y a la Policía Nacional a que atiendan la situación que se vive en el parque tercer milenio. Agradecemos el apoyo de Personería de Bogotá y de la alta Consejería del Distrito en el lugar de los hechos y solicitamos continúen prestando atención.

 

Contactos:
Aida Quilcué Vivas. Consejera Derechos de los Pueblos Indígenas, Derechos Humanos y Paz. ONIC. Tel: 3107871382 correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Diana Marcela Ricaurte Vargas. Abogada. Consejería de Derechos de los Pueblos Indígenas, Derechos Humanos y Paz. ONIC. Tel: 3013526266 correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.