ONIC presenta su solidaridad al Pueblo Kogui y demás hermanos de la Sierra Nevada ante la partida de Mama Jacinto Zarabata

por ONIC

Mama Jacinto Zarabata, era uno de los últimos Mamos criados y enseñados en la Antigua Ley de los Mamas. Muchos años casi en completo aislamiento, solo visitados por los Mamos que le transmitían su sabiduría. Esa disciplina era necesaria para que los Mamos pudieran entender el universo y conocer los secretos para mantenerlo en armonía.

Los Mamos criados como Kuibis (sagrados) cumplen la tarea de mantener el universo en armonía, son los encargados que la tierra siga girando, que los ciclos naturales no se entorpezcan tanto, tarea cada vez más difícil a raíz de lo inconsciente que es la humanidad. Y por el desconocimiento de la profundidad del derecho mayor natural, pre existente a otros derechos.

Causa curiosidad el ver como La Madre Creadora utilizaba un cuerpo tan diminuto como era el Mamo Jacinto para una tarea tan inmensa, como es la de guardar el orden universal. Por ello en 1987, Mamos con él sembraron espiritualmente y trazaron el sendero de una organización fuera de su lógica espiritual - la Ley de Origen, para relacionarse e incidir con el otro mundo sobre el cobijo, el cuidado, el cultivo de la Vida en todas sus expresiones. La llamarón Organización Gonawindúa Tayrona; y entre los Mamas estuvo Mama Jacinto Zarabata, así como Mamo Ramón Gil Barros, Mamo Santo Moscote Alberto, Mamo Filiberto Moscote, Mamo Bernardo Mamatacan, entre otros.

Hoy, “los cuatro Pueblos de la Sierra Nevada de Gonawindúa, y el mundo, nos quedamos sin ese tacan, esperamos que alguno de sus hijos, nietos o yernos sea el depositario de la sabiduría obtenida por el Mamo Jacinto en sus más de noventa años y pedimos a la Madre que allá, donde está su nuevo hogar siga trabajando por nosotros los que quedamos en este mundo… con la inmensa tarea de seguir cultivando y protegiendo la Sierra Nevada ´Corazón del Mundo´, donde los padres espirituales sostienen en sus hombres el equilibrio del universo”, así se lamentan sus escuelantes.

El pueblo Kogui cumple su misión de salvaguarda la Sierra para el mundo, con sus hermanos Wiwa, Arhuaco y Kankuamo, desde la vertiente norte y sur de la Sierra Nevada mal llamada de Santa Marta, entre los departamentos de La Guajira, Cesar y Magdalena.

Hoy más que nunca, los hermanitos menores, deben mirar más allá de lo que limitadamente se aprende en las escuelas formales. Para aproximarse un poco a la dimensión, ver más allá, para valorar la simpleza de la salvaguarda de la vida bajo el respeto y la correlación con la Madre Tierra. Somos prestao en este mundo…ComunicaONIC - tejido con Morundua Daniel.