ONIC alerta sobre represión a la protesta social pacífica en la vía Quibdó Risaralda

por ONIC

- Confrontaciones desde ayer, población civil de escudo humano.

La Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC, alerta y hace llamado URGENTE al Gobierno Nacional representado en el presidente Iván Duque, para que pare la brutal represión contra manifestantes indígenas del Pueblo Embera Chamí, campesinos y afros en la vía Quibdó –Pereira, quienes desde el pasado 24 de Abril se mantienen en acción de derecho, por sistemáticos incumplimiento de sus derechos, entre ellos la Vida, la óptima y libre movilidad.

“confrontaciones con el ESMAD retomaron a las 7:20 am del día de hoy , con reporte de un herido de la Guardia Indígena de la Comunidad de Brisas en medio de las refriegas que pone en riesgo la seguridad e integridad física y cultural de las comunidades indígenas, campesinas y afros concentradas en la vía Quibdó – Risaralda”.

Exigimos que se respete el derecho legítimo a la protesta social que tenemos cómo pueblos, defender la vida y el territorio no implica ser tratados de la forma como hoy violentan a las comunidades por parte de la Policía y el ESMAD, en nombre de la seguridad con tratamiento de guerra pese a que la manifestación es Pacifica. Denuncias los manifestantes que llegaron portando armas largas, la SIJIN y drones a la vía Pereira - Choco, en el punto de Tabo, cerca al caserío”, en contravía a lo establecido por DIH y CIDH.

Cabe destacar que el en el marco del PARO NACIONAL convocado por organizaciones sociales tras la gran jornada de movilización del día 25 de abril, a la fecha hay puntos de concentración en algunas vías del territorio nacional, donde se encuentran gran número de comunidades en protesta en ejercicio de sus derechos fundamentales a la libre asociación, libertad de expresión y la protesta misma”.

Recordamos que las jornadas ayer dejaron varias personas heridas, tanto en la ciudad de Bogotá como en la vía Medellín Quibdó; precisamente por las actuaciones desmedidas del ESMAD.

EXIGENCIAS.

Que cesé cualquier injerencia, intimidación, militarización, estigmatización o vulneración al ejercicio legítimo a la protesta social.

Que no solo se respete, sino que además se proteja el derecho a la integridad, la vida y la dignidad de los manifestantes en el entendido que puede verse comprometido durante los enfrentamientos.

A la Fiscalía, Defensoría, Procuraduría y cualquier otra entidad competente que este en la obligación de sancionar las conductas irregulares de la fuerza pública, Que se tomen las medidas disciplinarias a las que hubiera lugar por la evidente vulneración a los derechos humanos de los manifestantes.