Continúan las amenazas, ataques, confinamientos y violaciones al DIH al Pueblo Awá

por ONIC

El inicio del año 2019 no ha sido el mejor, varios hechos atentan contra nuestra pervivencia física, cultural y espiritual, actos que ponen en peligro y amenazan nuestras vidas, el accionar de los grupos armados legales e ilegales se ha convertido en algo cotidiano para los que habitamos el territorio ancestral ɨnkal Awá, quienes sin medir sus acciones violan el derecho internacional humanitario, los derechos humanos y los tratados internacionales que nos protegen.

El pasado 4 de febrero siendo las 8:30 pm en la Comunidad Alto Guelmambí perteneciente al resguardo Indígena Awá de Nunalbí Alto Ulbí – Vereda el Pailón – Municipio de Barbacoas, se sintió una fuerte explosión que perturbo la tranquilidad de quienes vivimos en este sector, un artefacto explosivo destruyo parte del oleoducto transandino, causando un incendio que se propago por cerca de media hora, dejando a varias familias afectadas y el territorio contaminado de crudo.

Si bien durante la noche del atentado el Ejército Nacional no hizo presencia en la zona, solo hasta el día 5 de febrero a las 7 am se instaló a un costado del Centro Educativo, violando el derecho internacional humanitario motivo por el cual se decidió suspender las clases para salvaguardar la vida de 65 niños y niñas Awá.

El artefacto explosivo fue instalado a menos de 50 metros del centro educativo “Alto Guelmambí”, existe una amenaza latente que se presenten nuevos ataques en contra de la infraestructura del Oleoducto Trasandino en la zona, además de posibles enfrentamientos entre los grupos armados ilegales y la fuerza Pública. Son más de 34 personas las que se han visto obligadas a desplazarse, buscando alojamiento donde familiares, concentrándose en los centros educativos e intentar sobrevivir en medio de un conflicto que no nos pertenece.

Son diversas las amenazas que han recibido la Autoridad y la guardia Indígena Awá de Nunalbí Alto Ulbí proveniente de grupos armados ilegales que operan en la zona, hechos como los antes mencionados generan rompimiento del tejido social, el ejercicio de nuestra autonomía y gobierno propio, lo cual significa la existencia misma del ser Awá.

Denunciamos ante la opinión pública nacional e internacional las graves amenazas hacia la Autoridad, su familia y la guardia indígena del resguardo de Peña La Alegría (municipio de Tumaco) por parte de grupos armados ilegales, quienes llegan a las comunidades ingresan a las casas de manera violenta generado desplazamiento gota a gota a varias familias Awá.

El dia 24 de enero se presentaron enfrentamientos entre dos grupos armados ilegales dentro del Resguardo de Piguambí Palangala en la comunidad Las Planadas lo que
implico confinamiento y restricción a la movilidad de nuestros compañeros Awá, esto en detrimento de nuestra cultura y el buen vivir que como pueblo tenemos el derecho de ejercer en nuestro territorio.

Posterior a la posesión del actual gobierno cuatro hermanos Awá han sido asesinados y desplazamientos masivos en tres de los resguardos asociados a la UNIPA, a la fecha van 64 líderes, lideresas y autoridades amenazados por diversos grupos armados, hechos que no han sido plenamente atendidos por las instituciones del estado que deben brindar garantías a nuestro pueblo Awá.

Estas acciones se presentan a pesar que todo el territorio Awá de los municipios de Tumaco y Barbacoas se encuentran militarizados, no entendemos cual es la política del actual gobierno de IVAN DUQUE, al no cumplir con las obligaciones que por ley tiene con nosotros, a pesar de la existencia de tres autos emitidos por la Honorable Corte Constitucional (Autos 004/09,174/11, 266/17 y 620/17) medidas cautelares por parte de la CIDH, el no cumplimiento del acuerdo de paz, a quienes hemos sido víctimas sistemáticas del conflicto armado en Colombia.

Instamos al Gobierno Nacional a que avance en la implementación del Acuerdo de Paz firmado con las FARC y se reinicie la mesa de negociación con el Ejército de Liberación Nacional. Nosotros como víctimas de este conflicto armado somos los principales afectados de las definiciones de su política de guerra, somos un pueblo de Paz y queremos vivir en armonía en el territorio. Exigimos a los actores armados legales e ilegales no nos involucren en una guerra que no nos pertenece y dejen de atentar contra nuestro KATSA SU (territorio).

- Por lo cual hacemos un llamado urgente al Presidente Iván Duque en relación a estos hechos que están sucediendo en nuestros resguardos, necesitamos de la voluntad política y las decisiones oportunas en atender a nuestras solicitudes en atención, prevención y protección de nuestras comunidades dependerá la vida de los líderes, lideresas, autoridades y guardia indígena, en si de la pervivencia de nuestro pueblo ɨnkal Awá.

- A la Unidad de Víctimas y a todo el Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral de Víctimas-SNARIV para la atención URGENTE de nuestras familias en situación de desplazamiento de los resguardos de Nunalbi Alto Ulbi y Peña la Alegría.

- A la Unidad Nacional de Protección – UNP, brinde los esquemas apropiados tenga en cuenta el enfoque diferencial étnico Awá, y cumpla con su mandato institucional
de garantizar la vida de nuestros compañeros awá amenazados. Acoja la solicitud de medidas de protección individuales y colectivas, además de la respuesta sobre la propuesta presentada por UNIPA sobre sistemas de protección propia; la vida de nuestros hermanos y hermanas Awá se encuentran en alto riesgo.

- Al Ministerio Público haga el seguimiento efectivo y oportuno a las entidades competentes que deben velar y garantizar la vida de nuestro pueblo Awá, debido a que las amenazas y asesinatos a nuestros líderes, afectan la armonía y el buen desarrollo organizativo, cultural, político y comunitario de las comunidades indígenas.

- Hacemos un llamado al Fiscal General de la Nación para que investigue todos los hechos que venimos denunciado de manera oportuna y se judicialice a los responsables de generar violencia y terror a los líderes, autoridades y guardia indígena de la Unidad Indígena del Pueblo Awá – UNIPA.

- Instamos a la vicepresidencia, para que cumpla lo emanado por el Auto 620/17, el cual insta al gobierno a la adopción de medidas provisionales urgentes para la protección de la población afrodescendiente e indígena de la Costa Nariñense. Las cuales esperamos que sea recogidas e implementadas a favor de quienes hemos sufrido el conflicto armado,

- Exigimos al ministerio de ambiente y a las instituciones competentes se avance con proceso de recuperación, protección y conservación del territorio por los daños causados por la voladura del oleoducto Trasandino, puesto que nos encontramos en una crisis ambiental por la destrucción sistemática de las fuentes de vida del territorio.

- Solicitamos a los organizamos internacionales, nacionales y regionales defensores de derechos humanos a que acompañen en el proceso político de lucha y resistencia que viene ejerciendo nuestro pueblo awá. En tiempos de crisis es donde la solidaridad hace parte de la construcción de nuevos caminos de paz.

POR LA DIGNIDAD, LA VIDA Y LA PERVIVENCIA DEL PUEBLO INDIGENA AWÁ