Comunicado Político: Estamos transitando el camino de la resistencia a la propuesta de un país para todos

por ONIC

• Fuente: CRIC: https://www.cric-colombia.org/portal/comunicado-politico-estamos-transitando-el-camino-de-la-resistencia-a-la-propuesta-de-un-pais-para-todos/

La imagen presidencial construida sobre falsas promesas de campaña y de igual modo la imagen impulsada desde los medios de comunicación con la ruptura de las negociaciones de paz y la consecuente declaratoria de guerra contra el Ejercito de Liberación Nacional-ELN, y el intervencionismo jurídico, político, económico y previsiblemente militar en la hermana república de Venezuela, según las últimas encuestas sube a 42,7%[1] en el mes de febrero la imagen favorable de Duque.

No obstante, en los 7 meses que lleva el presidente Duque al frente de los destinos de la nación se han registrado asesinatos sistemáticos, persecución y señalamiento a líderes y lideresas sociales, múltiples movilizaciones de estudiantes universitarios en el segundo semestre de 2018, el desastre ambiental de Hidroituango, varias manifestaciones en la ciudad de Bogotá y en las principales ciudades del país para exigir la renuncia del Fiscal General Néstor Humberto Martínez vinculado con el mayor escándalo de corrupción de la historia del país Odebrech y con el principal financiador de la campaña electoral de Iván Duque, la movilización desde el 21 de febrero al 08 de marzo del presente año de Asociación Nacional de Usuarios Campesinos de Colombia-ANUC y Asociacion de Institutores y Trabajadores de la Educación del Cauca-ASOINCA, y los Pueblos y Comunidades Indígenas, Sectores Populares y Campesinos agrupados en la Minga por la Defensa de la Vida, el Territorio, la Democracia, la Justicia y la Paz desde el 10 de marzo. De este masivo descontento nacional con los detentadores tradicionales del poder político y económico corrupto poco o nada se informa en los medios nacionales.

Resaltamos, que en estos siete meses de mandato han surgido diferentes movilizaciones exigiendo y denunciando la estructura social, política, económica y ambiental que afronta el país, y que afecta el buen vivir de los pueblos y la sociedad en general que organizadas se manifiestan en reclamos y denuncias prolongadas en duración e intensidad, y que no han sido atendidas ni a través del diálogo permanente con las entidades gubernamentales ni con voluntad política por parte del Estado Colombiano.

La figura presidencial construida sobre el discurso beligerante de la guerra ha escondido las problemáticas sociales, económicas y culturales de los pueblos indígenas, sectores sociales y procesos populares invisibilizados detrás del nuevo eslogan presidencial del “sacrificio para ganar la guerra contra los terroristas”. Pero ahora los problemas de la vida real de los colombianos están exacerbados y agravados por un conflicto interno y una crisis económica, social, cultural y ambiental que golpea muy duro al pueblo colombiano.

Por esta razón, desde el 10 de marzo de 2019, se ha convocado a los pueblos indígenas, las organizaciones sociales y procesos populares del sur occidente colombiano a la Gran Minga por la Defensa de la Vida, el Territorio, la Democracia, la Justicia y la Paz que exige el cumplimiento de más de mil acuerdos incumplidos durante décadas, no solamente en este Gobierno, sino en los anteriores, por ello se hace necesario, imprescindible e inaplazable este caminar colectivo desde el suroccidente.

Desde el Cauca, Huila, Valle y Caldas proponemos al país creer y construir el proyecto de vida colectivo para el buen vivir de los pueblos, pues el actual nos impone muerte, desolación, destrucción y afectaciones a los planes de vida de todas y todos.
Como pueblos unidos exigimos al Estado el respeto y las garantías para la materialización de los derechos civiles, políticos, culturales, económicos, colectivos y de medio ambiente que la constitución política, la ley, la jurisprudencia de las altas cortes y los instrumentos internacionales de derechos humanos y que protegen los derechos de los pueblos indígenas, nos reconocen.
Los pueblos indígenas, campesinos, afros, sectores populares y organizaciones sociales, hemos venido construyendo paz desde los territorios, y en este sentido queremos que el Gobierno Colombiano garantice la paz mediante los Acuerdos de Paz firmados y los diálogos que faltan con los demás actores armados legales e ilegales que desarmonizan nuestros espacios de vida.
Provenimos de la madre tierra y como madre la defendemos y cuidamos incluso con la vida que ella nos entregó. La madre tierra no es un objeto para explotar y mercantilizar, por el contrario, para los pueblos en minga, el territorio es un espacio de vida y nuestra única oportunidad para seguir perviviendo física y culturalmente.
En este momento la minga social está requiriendo la presencia del señor Presidente de la República para darle a conocer las problemáticas que afectan al territorio y a la población, y presentar alternativas desde los planes de vida de las distintas comunidades.

En esta movilización pacífica llevamos 5 días de concentración en puntos estratégicos de la Agustina, Mondomo; el Pital, Caldono; El Descanso-Siberia y el Cairo-Cajibio, en los cuales la única respuesta estatal que hemos recibido es la arremetida y el hostigamiento militar por parte de la fuerza pública dejando un saldo de 14 compañeros indígena heridos el día 13 de marzo; un ataque traidor a los y las mingueras del sector campesino el día 14 de marzo en el punto de concentración del Cairo, Cajibio, en donde resulto herido el defensor de la Red de Derechos Humanos “Francisco Isaías Cifuentes” y sobrevuelos intimidatorios de helicópteros en estos puntos estratégicos en la tarde del día 13 y 14 de marzo y la madrugada de hoy 15 de marzo de 2019.

Las comunidades indígenas, las organizaciones sociales y procesos populares están demostrándole al país que la democracia real se ejerce desde las bases, convirtiéndonos en la consciencia y la fuerza moral que da la cara y la voz para defender los derechos de todos sin distingo alguno, que son plasmados en el papel, pero no cumplidos.

Esto nos ha llevado a la imperiosa necesidad de seguir tejiendo relaciones con otros sectores sociales y populares no solo a nivel departamental y nacional sino también latinoamericano e internacional para hacer visible las problemáticas estructurales que históricamente nos tienen fraccionados como sociedad, y nos hacen difícil la tarea de encontrar puntos comunes mínimos en el diálogo que nos permitirá construir una serie de acciones y propósitos comunes desde las diferencias para intentar romper las divisiones históricas de los actores sociales colombianos que posibiliten una opción política alterna a la crisis que vivenciamos.

Pueblos indígenas, organizaciones sociales y procesos populares
MINGA Por la defensa de la Vida, el Territorio, la Democracia, la Justicia, y la Paz

[1] Encuesta Ivamer 15 de marzo de 2019 de https://m.eltiempo.com/amp/politica/gobierno/imagen-del-presidente-ivan-duque-en-febrero-encuesta-invamer-327284