Tenemos la palabra empeñada con la vida: Por eso la Minga resiste

por ONIC

Hoy, 9 de abril, los mingueros y mingueras de la Minga social del Suroccidente colombiano y de la Minga por la vida, nos reunimos cumpliendo el compromiso entre el pueblo que resiste y el gobierno nacional para tener un diálogo político y social con el presidente de la República Iván Duque.

Pero el gobierno nacional se empeña en seguir estigmatizando irresponsablemente a los pueblos indígenas de terroristas y delincuentes, deshonrando su palabra con maniobras que dividen la unidad de los pueblos. El presidente asistió a Caldono, Cauca con la intensión de reunirse con solo un pequeño sector de la minga: líderes y voceros. Esto, según él, por la falta de garantías para su seguridad, sin tener pruebas contundentes para tal afirmación.

“Lo que no comprende es que la Minga es del pueblo” afirmó con fuerza el Consejero Mayor del CRIDEC, Norman Bañol. La minga no podía aceptar las condiciones del gobierno que limitan un diálogo real, que simplemente pretende poner en escena nuestras reflexiones, inconformismos con las políticas del gobierno nacional y proponer alternativas hacía un Buen Vivir. Estando a algunas cuadras de distancia, el presidente no fue capaz de acercarse a la Plaza Pública donde estábamos concentrados las mingueras y mingueros que durante estos 29 días hemos estado defendiendo la vida, el territorio, la autonomía y la paz.

Este acto irrespetuoso nos demuestra que una vez más el gobierno se empeña en incumplirle al pueblo; apenas 4 días han pasado desde la firma del acuerdo y el presidente, Ivan Duque, no es capaz de mantener su palabra con uno de los compromisos principales como era el diálogo que se pretendía desarrollar hoy. Este gobierno prefiere responder a los intereses de las clases que siempre han dominado y opacado a los pueblos indígenas, afro, campesinos, y a todos los sectores sociales que buscamos construir una Colombia más justa.

El comportamiento del presidente aviva la llamada de la lucha de movilización a nivel nacional: la Minga resiste y se seguirá fortaleciendo con los diferentes sectores sociales del País.

AQUÍ HAY UN PUEBLO DIGNO Y ORGANIZADO QUE LUCHA POR LA DEFENSA DE LA VIDA, LOS TERRITORIOS, LA AUTONOMIA Y LA PAZ