Se recrudece la situación de violación a los Derechos Humanos en comunidades indígenas Embera y Wounaan de Juradó

por ONIC

Las autoridades Indígenas de la zona, alertan sobre la presencia de actores armados ilegales en las Comunidades Indígenas Embera de Cedral, El Bongo, Eyazaque, Pichinde, Dosbocas, Caimito, La Victoria, Buena Vista, Jumara Carra y Wounaan de Santa Teresita, Dichaar di y Santa Marta de Curiche, ubicadas en el municipio de Juradó, lo que ha desatado una serie de hechos que violentan los derechos humanos ( Confinamientos, Migraciones e Inseguridad Alimentaria) de nuestras Comunidades Indígenas, quienes entre otras cosas, han quedado en medio del fuego cruzado, cuando estos grupos se han enfrentado, desconociendo las Autoridades y Autonomía de las Comunidades y sin respetar nuestros territorios ancestrales indígenas. ARTICULO 24 C.N. Todo colombiano, con las limitaciones que establezca la ley, tiene derecho a circular libremente por el territorio nacional, a entrar y salir de él, y a permanecer y residenciarse en Colombia.

El hecho más reciente, se dio ayer, cuando integrantes de Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC, saquearon la comunidad, robándose los animales domésticos, , así como también otros alimentos, que son el sustento diario, dejando a la Comunidad sin ningún tipo de abastecimiento, acrecentando de esta manera la problemática.

Además de esto, el pasado martes 23 de abril, cuando las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC, se instalaron en la Comunidad de Cedral y el día de ayer 24 de abril del 2019 aproximadamente a las 6:30 pm, hubo enfrentamientos, causando pánico y temor entre las 86 familias que conforman dicha Comunidad, por fortuna este hecho no produjo víctimas, pero obligó a que las clases de los estudiantes del Centro Educativo Indígena Ogo Puru, fueran suspendidas por temor a que esto se repita en cualquier momento y pueda presentar mayor riesgo a la vida de los menores.

Estos hechos han generado, que alrededor de 500 indígenas no puedan movilizarse con libertad y tranquilidad, además que en el momento, 36 indígenas de la Comunidad El Bongo se encuentren desplazados en la Comunidad de Cedral, como medida tomada para salvaguardar sus vidas, sin embargo, esto no es garantía, ya que claramente, esta última Comunidad, también corre el riesgo de presencia de actores armados ilegales, lo que cada día incrementa más el temor y la zozobra dentro del territorio, lo que es una clara alerta hacía el Gobierno Nacional.

Las Comunidades Indígenas alertan sobre las amenazas a líderes indígenas que se encuentran en la zona y afirman que si estos grupos armados ilegales, no se van del territorio y no respetan la Autonomía y vida de las Comunidades, la próxima acción será un inminente desplazamiento.

Por lo tanto, Como Autoridades Indígenas y guiados bajo la ley de origen y derecho mayor:

Alertamos:

Al Gobierno Nacional, Departamental y Municipal (inclúyase defensoría, procuraduría,) con todas sus instituciones para que de manera urgente, accionen sus mecanismos de ayuda humanitaria y se brinde la atención pertinente a todas las familias indígenas que se encuentran en riesgo por la situación mencionada. Por lo tanto, se solicita se convoque a un Comité Territorial de Justicia Transicional (CTJT) con el propósito de buscar los mecanismos necesarios para mitigar urgentemente está vulneración de Derechos Constitucionales Fundamentales.

Al Gobierno Nacional que brinde todas las garantías para la pervivencia y la libre movilización en el territorio. (Artículo 24 C.N.).

Al Gobierno Nacional, a través de sus entidades correspondientes, hacer seguimiento a los líderes amenazados y brindar acciones reales y contundentes que salvaguarden su vida.

A los grupos armados que violentan nuestros territorios, respeto a la vida, a la integridad física y cultural y a nuestra Autonomía y Gobernabilidad.

A las ONG para que brinden acompañamiento a las comunidades que se encuentran en confinamiento y sirvan de garantes ante las acciones que ejecuten las instituciones gubernamentales, en defensa del derecho a la vida dentro del territorio ancestral.

MESA PERMANENTE DE DIÁLOGO Y CONCERTACIÓN DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DEL CHOCÓ