Pueblos Indígenas del suroeste antioqueño afectados por grave situación de orden público

por ONIC

- Alerta Temprana.

La Organización Indígena de Antioquia, su Consejo de Gobierno Mayor y el Cabildo Mayor Indígena de Karmata Rúa, denuncian ante la opinión pública nacional e internacional y ante las instituciones del Estado garantes de derechos humanos, la grave situación de orden público que afecta a las familias indígenas embera chamí del municipio de Jardín, como consecuencia de una aparente disputa entre grupos armados al margen de la ley que estaría motivada por el control de las economías ilegales en esta zona del suroeste antioqueño, dejando en medio del fuego cruzado a la población civil y exponiendo a un mayor riesgo a los niños y niñas.

Este año en el suroeste antioqueño y muy especialmente en los municipios de Andes y Jardín, se ha despertado una ola de violencia que deja como consecuencia 2 homicidios, más de 10 indígenas amenazados de muerte, 2 menores de edad heridas por balas perdidas y la amenaza a través de un panfleto a las autoridades del Cabildo Mayor Indígena del Resguardo Karmata Rúa (Cristianía).

Hay que señalar que la presencia armada, el control territorial, las restricciones de movilidad, y el transito indiscriminado de actores armados al interior del resguardo, generan temor en los habitantes indígenas del Suroeste por lo que como Organización Indígena de Antioquia, que defiende y vela por los derechos de las comunidades indígenas del departamento se hace un llamado a la Defensoría del Pueblo, a la Contraloría General de la República, a la Procuraduría General de la Nación y a la Gobernación de Antioquia para que adelanten medidas de atención a la población civil y se pueda así mitigar inmediatamente los riesgos a los que están expuestas las comunidades. De igual manera la OIA invita a las organizaciones defensoras de derechos humanos a brindar de manera urgente un acompañamiento inmediato a la población indígena Embera Chamí.

Los pueblos indígenas de Antioquia continuamos exigiendo a todos los actores armados legales e ilegales el respeto a la vida, a los territorios y la autonomía de los pueblos indígenas del departamento de Antioquia, estamos cansados de la guerra, no más confinamiento, no más amenazas e intimidaciones. Los pueblos indígenas de Antioquia somos pueblos de paz y convivimos en armonía con nuestros hermanos y nuestros territorios.

Reiteramos nuestro llamado para que sea respetada la vida y el proceso organizativo de las comunidades indígenas Embera Chamí del Suroeste.

*¡CUENTEN CON NOSOTROS PARA LA PAZ, NUNCA PARA LA GUERRA!*