Abogamos porque se respete el derecho a la vida de las comunidades indígenas del Litoral del San Juan en Chocó

por ONIC

Lamentamos comunicar que el día 02 de Junio de 2019, las comunidades indígenas pertenecientes al Resguardo Indígena de Pichimá, municipio del Litoral del San Juan, ubicada al sur del Departamento del Choco, quienes también se encuentran adscritos al Consejo de Autoridades del Pueblo Wounaan de Colombia –WOUNDEKO-, vivieron el día inmediatamente anterior por cuenta de un fuerte enfrentamiento entre las Disidencia de la FARC - y el Ejército de Liberación Nacional –ELN-, uno de los días más amargos de su existencia, debido a que éste duró aproximadamente desde las 11:00 Am hasta las 2:00 pm, impidiéndosenos comunicarnos con nuestros seres queridos, ya que los grupos armados al margen de la ley, bloquearon el Wifi como norma de comportamiento, para que no hiciéramos visible este execrable hecho. Igualmente, nos tocó aguantar hambre todo el día, porque este enfrentamiento le generó un cerco a toda la comunidad, quedando todos sus integrantes en medio del fuego cruzado, confinados e, imposibilitándosenos no sólo para abastecernos de alimentos de consumo de primera necesidad, sino que también éste nos restringió el desarrollo de la casa, la pesca, la agroforestería y la recolección de pan coger.

Esta situación, agrava la convivencia y la permanencia de los habitantes de esta comunidad, quienes acababan de terminar su retorno gota a gota, sin el acompañamiento y asistencia de las instituciones del Estado Colombiano, por cuenta de un desplazamiento que habían sufrido en el año 2002, por el accionar bélico de la extinta Fuerza Armadas Revolucionarias de Colombia Ejércitos del Pueblo –FARC-EP-. Este Reguardo indígena del Río Pichimá, tiene aproximadamente 570 habitantes con un promedio de 112 familias de la étnica Wounaan.

El día 03 de junio del 2019, los 570 habitantes agrupada en 112 familias tomaron la decisión de desplazar masivamente a la cabecera municipal de Docordo, del litoral del san Juan por el alto riesgo que se presentan en el territorio del pueblo Wounaan de pichima.

Se suspenden las clases de los 250 estudiantes y de 21 docentes entre directivo administrativo de la Institución educativa la Unión de Pichima en el municipio del Litoral del san Juan.

Como somos conscientes que con este actuar desmedido de los actores armados, se están violando los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, demandamos de las autoridades competentes las siguientes:

1. Que el señor Alcalde del Municipio del Litoral del San Juan, convoque de forma extraordinaria a un Comité de Justicia Transicional, donde se apruebe la asistencia y atención de emergencia y, posterior Misión de Verificación en terreno, para constatar la gravedad del asunto.

2. A la Defensoría del Pueblo, para que emita la Alerta Temprana que sobre el particular haya lugar, con el objetivo de prevenir futuras violaciones y agresiones tanto a los derechos humanos como al derecho internacional humanitario.

3. Al Gobernador del Departamento del Chocó, para que convoque sin más dilaciones a un Comité de Justicia Transicional Departamental, no sólo para revisar las diferentes violaciones a los derechos humanos que se está dando por cuenta de los grupos armados al margen de la ley, sino para evidenciar qué tanto respuesta inmediata y efectiva, se ha dado por parte de las instituciones del estado ante estas
violaciones al DDHH y el D.I.H.

4. Al organismo encargado del desminado, para que adelante sus acciones en terreno, a fin de aminorar los peligros o posibles afectaciones a las comunidades indígenas, por armas trampas y artefactos explosivos abandonados en el área de influencia de este reguardo indígena.

5. Abogamos porque haya una Misión Humanitaria rápida en terreno, donde se nos preste acompañamiento por parte de ACNUR, DEFENSORÍA DEL PUEBLO, DIÓCESIS DE ISTMINA-TADÓ, ONU DERECHOS HUMANOS, FEDERACIÓN LUTERANA MUNDIAL, MAPP-OEA, porque tememos perder nuestras vidas.

6. Al Gobierno Nacional, representado en el Presidente Ivan Duque Márquez, para que le busque una salida negociada al conflicto social y armado que existe en Colombia, reactivando la Mesa de Diálogo con el Ejército de Liberación Nacional –ELN-.

7. Al Alto Comisionado de Paz y al Presidente de la República, para que den las herramientas suficientes, el visto bueno y vía libre, a la implementación del ¡¡Acuerdo Social y Humanitario para el Chocó Ya!!, el cual promete traer alivios Humanitarios a las Comunidades que vivimos los horrores de la guerra en el departamento del Chocó.

Consejo de Autoridades del Pueblo Wounaan de Colombia - Woundeko