En hechos confusos encuentran cuerpo sin vida de un hermano indígena Awá

por ONIC

El pasado 17 de junio en el corregimiento de Altaquer - Municipio de Barbacoas – Nariño, fue encontrado el cuerpo sin vida de Jonathan Alexander Canticus Nastacuas de 18 años de edad con signos de ahorcamiento dentro de su casa.

Uno de los familiares que encontró a Jonathan puso en conocimiento los hechos ante la Inspectora de Policía y los efectivos de la estación policial de este Corregimiento.

La diligencia de levantamiento fue irregular, puesto que la Inspectora de Policía de Altaquer – Barbacoas, quien tenía jurisdicción en el lugar de los hechos y pese a que estaba acompañada de los miembros de la policía y del ejército nacional, se negó a realizar el levantamiento del cadáver acorde a las medidas que se deben tomar en estos casos, por lo que fueron los efectivos de la policía nacional quienes descolgaron el cuerpo.

Ya en la Inspección, buscaron al Gobernador Indígena del Resguardo Vegas Chagüi Chimbuza para obligarlo a firmar un documento, como si fuera él quien hubiera realizado la diligencia del levantamiento de nuestro hermano Awá, a sabiendas que no era competencia de la autoridad indígena debido a que el hecho se había presentado fuera del resguardo, de igual manera se niegan a ordenar una necropsia y en dicho documento y en el acta de defunción declaran que su muerte fue por causa natural.

No obstante, la inspectora y un miembro de la policía, han modificado las versiones de los hechos, afirmando que la familia del difunto, la autoridad indígena acompañado por su guardia, impidieron que ellos realizaran el levantamiento; rechazamos estas falsas acusaciones, debido que en ningún momento se impidió que los funcionarios públicos actúen bajo sus competencias legales, denunciamos y exigimos a los entes de control: fiscalía, contraloría y a quien corresponda, investigar el accionar de esta funcionaria pública y de los agentes de policía que estuvieron presentes dentro de los hechos antes mencionados.

Días antes de la muerte de nuestro hermano Jonathan Canticus, su casa había sido invadida por efectivos del Ejército Nacional, violando de esta manera el Derecho Internacional Humanitario – DIH, este hecho también nos preocupa y esperamos sea investigado y esclarecido, debido a que la presencia de la fuerza pública dentro de los hogares de nuestras familias Awá generan riesgos contra sus vidas.

A los anteriores hechos hacemos un llamado a la Fiscalía General de la Nación para de manera inmediata investigue con celeridad todos los casos que llevan de integrantes de nuestra pueblo Ancestral Awá y de esta manera de cumplimiento a una de las Ordenes que la Corte Constitucional plasmo dentro del Auto 004 – 2009 y que a la fecha no la han cumplido.

Cabe recordar que la Fiscalía General de la Nación en varios de los casos que llevan frente a hechos victimizaste que afectan a nuestro pueblo no presentan avances en las investigaciones de las denuncias presentadas, uno de los casos son los correspondientes al Resguardo Ñambí Piedra Verde entre agosto y diciembre de 2018, respecto a amenazas, desplazamiento forzado, injuria y calumnia contra los lideres Awá, donde dos de ellas se encuentran INACTIVAS y una más hasta la fecha no ha sido asignada al Fiscal de Conocimiento.

Desde la dirigencia de UNIPA creemos que estos hechos no son aislados e indican un patrón que nos permite identificar una sistematicidad cuyo propósito es debilitar o acabar el proceso organizativo, afectando el ejercicio del Gobierno Propio en el territorio Awá, para ello se valen de calumnias, injurias, asesinatos, amenazas, extorsiones, atentados contra la vida, entre otras; violentado la integridad moral, física, y psicológica de los líderes, desquebrajando el proceso organizativo de los resguardos como es el caso de Ñambí Piedra Verde y por consiguiente en la UNIPA.

Solicitamos que todas las denuncias sean conocidas por una unidad o un fiscal que permita concentrarlas y sean abordadas como un macro-caso que permita identificar a las víctimas, patrones, actores, asociar casos y situaciones y así poder hacer frente a la impunidad que se viene presentando, de acuerdo a las solicitudes y requerimientos emitidos por la Corte Constitucional en los Autos 004-2009, 174-2011 y 620-2017; y no como se viene haciendo donde las denuncias son repartidas de acuerdo a los criterios ordinarios de asignación y no en atención a la selección y priorización que demanda el caso del pueblo Awá.

Ante los hechos denunciados, exigimos:

A la Inspectora de Policía del corregimiento de Altaquer – Barbacoas o a quien corresponda, adelantar los trámites correspondientes para realizar la exhumación del cuerpo y poderle practicar la autopsia a nuestro hermano Indígena Awá Jonathan Canticus.

A la Fiscalía General de la Nación celeridad en los casos que llevan de los integrantes de nuestro pueblo indígena Awá, nos informe de manera oportuna los avances de las investigaciones y se condenen a los culpables.

A la Procuraduría, investigue el accionar de la Inspectora de Policía y los funcionarios que estuvieron presentes en el levantamiento del cuerpo de Jonathan Canticus.

A la comunidad Nacional e Internacional defensora de derechos humanos denunciar los hechos victimizantes que frecuentemente nos están llevando al exterminio físico, cultural y espiritual.

A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos – CIDH haga seguimiento a todos los casos victimizantes que se han venido presentando con los lideres del Pueblo Indígena Awá y de los incumplimientos del Gobierno Nacional frente a las medidas cautelares otorgadas por ustedes.

ASOCIACIÓN DE AUTORIDADES TRADICIONALES Y CABILDOS INDÍGENAS AWÁ - UNIPA