UNIPA denuncia estado de zozobra y temor por atentado en la vía Pasto - Tumaco

por ONIC

Atentado vía Pasto - Tumaco

En horas de la mañana del 17 de julio de 2014 una fuerte explosión puso en alerta a la comunidad indígena Awá que se encuentra alrededor del predio El Verde, Resguardo Gran Sábalo, municipio de Barbacoas, cuando un artefacto explosivo detonó en inmediaciones de un puente ubicado en el sitio declarado como Territorio de Diálogo, Convivencia y Paz de la Organización UNIPA.

Alrededor del sitio donde perpetraron el hecho viven hermanos y hermanas Awá, quienes se encuentran en permanente estado de zozobra debido a que no es el primer acto que ocurre en la zona, días antes un bus fue quemado a pocos metros de la IPS UNIPA.

La Organización UNIPA manifiesta que las cosas no deben seguir así, porque este tipo de actos solo causan daños a quienes pretenden pervivir en su territorio, porque es complicado no poder caminar y realizar actividades de tipo organizativo con tranquilidad, debido a que estas acciones las llevan a cabo por intereses de unos pocos que lo único que hacen es atentar contra las personas que allí viven.

Siendo las 11 AM de ese mismo día, dos carros fueron incinerados frente a la institución educativa IETABA, sin pensar que en este lugar hay muchos niños y niñas, quienes tienen que ver como el país se va destruyendo. "Lo único de lo que estamos seguros es que estos hechos atentan contra nuestra integridad física , espiritual y psicológica, nuestros niños después de presenciar estos acontecimientos nunca van a ser los mismos, siempre llevarán consigo el recuerdo de ver a un país lleno de odio y resentimiento", manifestaron voceros de la UNIPA.

Hacemos un llamado para que cesen este tipo de acciones, piensen en todo el daño que nos ocasionan, la verdadera paz se reconoce con hechos claros, no podemos seguir hablando de temas como estos en la distancia si ocasionamos tanto daño en el territorio, el cambio se demuestra con hechos y de esta manera sólo se genera temor a las personas que se encuentran viviendo alrededor de su campo de guerra, que por cierto es territorio Awá.

Ante estos hechos, exigimos respeto a quienes vivimos alrededor de la carretera, la vía atraviesa nuestro territorio y son muchas las familias que se encuentran alrededor de la misma, los niños se ven afectados psicológicamente debido a estos actos que no tienen nombre. Exigimos que trasladen su conflicto fuera del territorio, donde ningún hermano y hermana Awá se vea afectado física, psicológica y espiritualmente.

A los actores del conflicto, les solicitamos que demuestren verdadera voluntad de paz, estos actos sólo conducen a más guerra, no queremos ver como se siguen haciendo daño colombianos entre colombianos, no nos involucren más en el conflicto.

 

UNIDAD INDÍGENA DEL PUEBLO AWÁ - UNIPA