Urge posponer II Juegos Binacionales Indígenas Transfronterizos Colombia Panamá organizados por el Gobierno Colombiano y Cancillería de Panamá

por ONIC

- Tras grave crisis humanitaria de las comunidades Indígenas en el Municipio de Juradó, Chocó, como consecuencia del conflicto armado que se desarrolla en la región.
- Ver video: Indígenas en Juradó, Chocó, demandan garantías para retorno a sus comunidades: https://www.youtube.com/watch?v=f0UuJzCvWD0

Desde el 26 de Abril alrededor 2020 indígenas se encuentran en condición de desplazamiento y confinamiento por conflicto armado en su territorio, presionados por disntintos actores legales e ilgales que buscan grandes negocios como la comercialización de los recursos maderables; extracción de oro; construcción de carreteras y vías férreas; modernización del puerto; y la construcción del Canal Interocéanico Atrató-Truando que se realizaran en su territorio ancestral.

El Municipio de Juradó, departamento de Chocó, se encuentra ubicado al norte de Colombia en la frontera con Panamá, al Oeste con el Municipio de Riosucio, al sur con el Municipio de Bahía Solano y por el Oeste con el océano Pacífico;  habitan alrededor de 2022 Indígenas de los Pueblos  Embera Dóbida, y Wounaan según el Sistema de Información de Población de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC). Algunos de sus ríos más importantes son: Juradó, Partadó Curiche, Jiguadó, Jampabadó y Putumia, los cuales han sido fundamentales en la organización de sus vidas y en el ordenamiento de sus territorios.

Mapa Juradó

Actualmente las comunidades Indígenas que habitan el Municipio de Juradó se encuentran en riesgo de exterminio físico y cultural, tal como lo ratifica el auto 004 de 2009 de la honorable Corte Constitucional ante la grave situación de conflicto armado existente en el territorio y la crisis humanitaria que persisten y se ha agravado en las últimas semanas. Mientras tanto el Gobierno de Colombia, en cabeza de la Cancillería de Colombia, Coldeportes, la Alcaldía de Juradó,  Fuerza Pública, y el Gobierno de Panamá a través de su Cancillería, insisten en realizar los II Juegos Binacionales indígenas transfronterizos Colombia – Panamá.
Causas estructurales de la crisis humanitaria en Juradó:

Las comunidades Indígenas de Juradó (Chocó) se encuentran en crisis humanitaria debido a la reconfiguración y profundización del conflicto armado en el territorio al ser este un corredor estratégico para la comercialización de cultivos de uso ilícito, armas y demás actividades de contrabando por parte de diferentes grupos armados al margen de la ley que hacen presencia en la zona, lo cual conlleva a la fuerte militarización de los territorios Indígenas aumentando el nivel de riesgo de las comunidades y desatando fuertes enfrentamientos entre estos grupos armados legales e ilegales al interior de las comunidades.
Cabe destacar, que esta región cuenta con varios proyectos geoestratégicos como: la comercialización de los recursos  maderables; extracción de oro; construcción de carreteras y vías férreas; modernización del puerto; y la construcción del Canal Interocéanico Atrató-Truando.  Para el caso del canal, este inicia sus exploraciones desde la época de la colonia y busca conectar los Océanos Atlántico y Pacífico.

Actualmente este proyecto se encuentran a cargo  de las instituciones Atlántico Pacífic Interoceanic Study Commission y Balboa Heights en coordinación con el Gobierno Nacional y  busca instalarse y ejecutarse bajo “las falsas premisas del desarrollo”, es decir el fortalecimiento de la economía interna, la  generación de empleo, creación y modernización de infraestructura en el territorio; elementos que fortalecen el capital transnacional y no garantizan la reproducción de la vida material, cultural y simbólica de las comunidades Indígenas.

En ese sentido, el Plan Nacional de Desarrollo (PND) del actual Presidente Iván Duque Márquez diseña mecanismos institucionales e itinerarios burocráticos para la implementación de megaproyectos y extractivismo de bienes comunes naturales. Así, con este PND se propicia la formulación de políticas públicas en beneficio de Empresas Transnacionales las cuales generan graves afectaciones a las comunidades dentro de las cuales resaltamos: controles territoriales, confinamientos, desplazamientos forzados, amenazas, destrucción de bienes físicos, entre otros.
 
Afectaciones a los Derechos Humanos de las comunidades Indígenas de Juradó:

Se presentan enfrentamientos armados desde el 23 de Abril  en el Municipio de Juradó, lo cual genera el confinamiento y desplazamiento “interno”, desde el 26 de abril, en el municipio de Dos Bocas de las siguientes comunidades:

Datos Juradó

Se identifican 2028 personas afectadas, de las cuales 1108 han tenido que desplazarse a Dos Bocas, lugar ubicado a dos horas y media del Municipio de Juradó. En esta comunidad se concentran actualmente 1385 Indígenas entre comunidad receptora y en condición de desplazamiento. A su vez, 642 personas de las comunidades Santa Teresita, Chandi Wounaan y Jumara Karra siguen en condición de confinamiento. Esto indica que los Pueblos Indígenas cuentan con enormes dificultades para el restablecimiento socioterritorial y para su efectivo retorno digno, dado que los enfrentamientos continúan y sus bienes han sido saqueados en las comunidades de origen.
La ONIC a través de la Consejería de Derechos de los Pueblos Indígenas, Derechos Humanos y Paz,  ha emitido tres acciones urgentes dirigidas al Gobierno Nacional, la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría General, la Fiscalía, el Alto Comisionado de las Naciones Unidades para los Derechos Humanos y el Ministerio de Interior,  de las cuales a la fecha no se ha obtenido respuesta.   Igual situación se ha denunciado en comunicados públicos.
Las comunidades, producto de sus desplazamientos y de su grave situación de confinamiento, se encuentran en una grave crisis humanitaria a pesar de los distintos apoyos y gestiones institucionales de carácter local (Alcaldía,   Personería de Jurado, Unidad de Victimas, Defensoría,  entre otros). Sin embargo, la respuesta institucional  local y departamental por parte de la Gobernación de Chocó es insuficiente ante la complejidad de la situación, de modo que se requieren y se demandan respuestas estructurales de orden nacional:

Las comunidades indígenas Emberá desde hace más de un mes se encuentran en condición de desplazamiento en Dos Bocas y presentan  fuertes afectaciones de salud, como: infecciones en los pies; casos de niños-as en estado de desnutrición; problemas estomacales; diarrea; afectaciones respiratorias; casos de paludismo, entre otras. Esto demanda superar las brigadas de salud y proyectar atención permanente en temas de salud en la Comunidad de Dos Bocas con la debida asignación presupuestal de recursos y promotores propios.

La atención alimentaria es insuficiente y hay carencia de agua potable, lo cual pone en riesgo la vida de las comunidades; así como los elementos de cocina. Las personas actualmente cocinan con aguas lluvias y fuentes de agua contaminadas.

A esto se le suma la no atención educativa a la población estudiantil, y las condiciones precarias de adecuación para el alojamiento. Ante el invierno y la creciente del río temen por sus vidas.

Las comunidades y Autoridades Indígenas han recibido amenazas por parte de varios grupos armados ilegales presentes en la zona en razón al libre tránsito en sus territorios ancestrales, y por la negativa a “colaborar” con los mismos en temas de dotación alimentaria.

Además tres jovenes de las comunidades Indigenas han sido victimas de reclutamiento forzado por parte grupo armados ilegales.

El 3 de Junio de 2019 ocho jóvenes del Resguardo Embera Katío, Municipio de Juradó Choco son retenidos de forma abritaria por parte del Ejército, a su vez son amenazados y ponen limitaciones al libre tránsito y movilidad en su territorio ancestral. Los jóvenes son retenidos por parte del Ejército Nacional mientras cortaban y recolectaban plátanos para su alimentación. Allí, son obligados a desnudarse, les hacen un interrogatorio y preguntan por personas de la comunidad y autoridades. Les amenazan que en caso que los vuelvan a ver transitar este lugar los picarian, matarían y levantarían a plomo. A su vez,  el Ejercito acusa a los jovenes de guerrilleros y comandantes.

Solicitudes
Se hace solicitud a la Defensoria del Pueblo de realizar una alerta temprana teniendo como base la grave situación de Derechos Humanos por la que atraviesan los Pueblos Indígenas del Municipio de Juradó - Chocó anteriormente expuesta.

Se solicita al Gobierno Nacional, la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría General, la Fiscalía, el Ministerior del Interior, el Alto comisionado de las Naciones Unidades para los Derechos Humanos informar sobre las acciones realizadas para salvaguardar la vida de las comunidades Indigenas del Municipio de Juradó; y a su vez exigimos protección de los derechos fundamentales de estas comunidades.

Se solicita intervención de todos los Ministerios en: (i) Busqueda de refugios para las personas en condición de desplazamiento teniendo en cuenta los usos y costumbres de los Pueblos Indígenas que habitan estos territorios; (ii) Coordinación de brigadas de salud o atención en salud de forma permanete para las personas en condición de desplazamiento y confinamiento; (iii) Atención alimentaria, dotación de agua potable y sus respectivos tanques de almacenamiento de carácter urgente; (iv) Apoyo en la gestión de plantas electricas para la comunidad receptora de las personas en condición de desplazamiento.

Solicitamos apoyo institucional en la dotación de kits de cocina.

Solicitamos apoyo a la comunidad nacional e internacional para denunciar los graves hechos ocurridos  en el Municipio de Jurado, Choco y a su vez pedimos su solidaridad con recursos económicos y fisicos para atender esta emergencia humanitaria.

Solicitamos a los Gobiernos de Colombia y Panamá posponer los II Juegos Binacionales indígenas transfronterizos Colombia – Panamá, para que estos se puedan realizar en los territorios ancetrales de las comunidades Indigenas luego de superar la grave crisis humanitaria y territorial que atraviesan las comunidades indígenas en estos momentos.

A la Unidad Nacional de Protección que se de atención prioritaria y se active inmediatamente el trámite de emergencia de la solicitud de medidas colectivas ya solicitadas por las comunidades afectadas.

A la Unidad Nacional de Protección y al Ministerio del Interior, que en cumplimiento de los acuerdos entre los Pueblos Indígenas y el Gobierno en el marco del Plan Nacional de Desarrollo, garantizar la financiación para fortalecer los esquemas propios de protección indígena y que se adopten inmediatamente acciones con este fin, en razón a la actual crisis humanitaria.

Solicitamos al Gobierno Nacional e institucional proyectar una ruta institucional para el retorno en el que se puedan revisar el estado actual de las 351 viviendas de las comunidades Indígenas, las garantías de protección para el retorno y el diseño de proyectos productivos para las personas en condición de desplazamiento.

Se  solicita al Gobierno Nacional la gestión de antenas satelitales, en tanto las comunidades se encuentran incomunicadas.

Ante este panorama crítico,  se demanda una Misión de Verificación y Apoyo integral, que conduzca al restablecimiento de todos los derechos de la población desplazada y el posible retorno a sus comunidades, teniendo en cuenta el agravante de que  la mayorías de las viviendas fueron saqueadas, hubo robo de animales o en su defecto fueron  incendiadas por actores desconocidos.

Solicitamos apoyo de la comunidad internacional para atender esa situación humanitaria.

¡SIGAN CONTANDO CON NOSOTROS PARA LA PAZ, NUNCA PARA LA GUERRA!